Compartir

En el acto de presentación del candidato a la Alcaldía de Vigo, Xabier Pérez Iglesias, -en la imagen- la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón manifestó que el BNG presentara las elecciones municipales «cos deberes feitos» y la convicción de que, hoy más que nunca, es necesario que el nacionalismo tenga presencia en el ayuntamiento vigués para encarar otro modelo de ciudad y para que la política municipal revierta en la ciudadanía y en la mejoría de sus condiciones de vida.

Estamos en un momento, dijo, en el que es importante adelantarse a los hechos y desde la política debemos «pensar e soñar o Vigo do futuro» pero el reto más urgente de esta ciudad es recuperar el impulso industrial, el empleo y ese Vigo innovador que fue siempre. Todo esto, no se puede hacer desde «a confrontación e o localismo» y por eso desde el BNG queremos «entrar con forza no concello para tender pontes e construír unha sociedade más xusta e con máis igualdade pero tamén, converter Vigo na cidade da innovación de Galiza».

Pontón recordó que a lo largo de los últimos años, el BNG siempre trabajó por Vigo y la «pegada está presente». Sí hoy tenemos un paseo en Bouzas es porque en su momento el Bloque se opuso a aquellos que pretendían un relleno. Sí Vigo tiene calles peatonales es porque un gobierno presidido por Lois Pérez Castrillo impulsó un modelo que coloca a los peatones por encima de los vehículos.

El BNG apostó por una política cultural en Vigo conectada con las grandes corrientes de pensamiento de todo el país, y por eso, reiteró, «Vigo necesita un novo impulso» y desde el BNG queremos colaborar para conseguirlo apostando por un candidato «de canteira». Eso, es lo que realmente hace que una organización política sea sólida y en el BNG tenemos un candidato, Xabier Pérez Iglesias, que a pesar de su juventud cuenta con la experiencia necesaria y sobre todo, que está dispuesto a dar lo mejor de sí mismo para que este proyecto avance en el ayuntamiento de Vigo.

Pontón recalcó que el BNG quiere recuperar «ese Vigo que crea emprego, inclusivo e que aspira a converter a Vigo na capital da innovación de Galiza». Finalmente, la portavoz nacionalista se mostró convencida de que el BNG entrará con fuerza en el ayuntamiento de Vigo porque hoy, afirmó, «o nacionalismo é hoxe máis necesario que nunca».

Los problemas de los vigueses en el centro de la política

El candidato del BNG a la Alcaldía, Xabier Pérez aseguró que Vigo está ante «un goberno que non goberna» a lo que sumó una oposición «sen propostas e alternativas» lo que evidencia, dijo, la necesidad de que el Bloque «volva estar con forza no concello». Cuando el BNG fue una fuerza decisiva y determinante, bien en el gobierno, bien en la oposición, explicó, hicimos avanzar a la ciudad. En este sentido, Pérez Iglesias apostó por uno «novo impulso para Vigo» un cambio de rumbo para abordar propuestas en positivo con el fin de conseguir que todos los vigueses y viguesas se conviertan en el centro de la política eso será posible con la presencia del BNG en el ayuntamiento.

En su intervención, Pérez Iglesias se mostró convencido de que es posible «construír cidade dende os barrios e parroquias e sumar nesta tarefa a moitos miles de vigueses e viguesas».

«Nós non vimos a mazar en ninguén» recalcó, en el que hay que mazar es en los problemas de la gente como «o desemprego, a situación de emerxencia social, a necesidade dun transporte en condicións, en acabar coa desertización cultural». Tenemos que finalizar «coa política inútil do pim-pam-pum e da lea permanente das sesións plenarias» pero sobre todo, «da confrontación por todo entre Concello e Xunta. Nós vimos a traer solucións, un proxecto de cidade ao servizo da veciñanza, xa basta de balbordo, xesticulación e pelexas por nada».

El candidato nacionalista afirmó que existe una onda de simpatía hacia el BNG que no deja de crecer y recordó que muchas de las personas que dejaron de votar al Bloque «volven a mirar para nós». Muchas de esas personas que apostaron por otras opciones se sienten defraudadas.

Pérez Iglesias reiteró su confianza en que mucha juventud votará por primera vez y piensan en el Bloque Nacionalista gallego como «unha alternativa polas súas propostas, ideas e experiencia para transformar a súa cidade. O reto que temos por diante é converter toda esa simpatía nun grande apoio ao BNG dende hoxe a Maio», remató Xavier P. Iglesias.