El BNG reclama en Vigo la reactivación de la atención presencial en los centros de salud

182
0
Compartir

El Bloque Nacionalista Galego realizó en la mañana de ayer jueves, en Vigo, una acción simbólica para demandar mejoras en la atención primaria en el área sanitaria viguesa. Delante del centro de salud del Casco Viejo, el frente nacionalista desplegó una pancarta y se concentró con la presencia del portavoz municipal, Xabier P. Iglesias, y de las diputadas en el Parlamento gallego, Montse Prado y Alexandra Fernández. En declaraciones a los medios de comunicación, Iglesias explicó que la atención primaria ya afrontaba dificultades con anterioridad al inicio de la pandemia del coronavirus por causa de las políticas de recortes aplicadas por la Xunta del Partido Popular y que convirtieron, según el nacionalista, el área de Vigo en la «zona cero da desfeita sanitaria».

No obstante, el portavoz municipal remarcó que la falta de personal y la negativa del Sergas a ofrecer atención presencial está provocando «diagnósticos médicos de oídas, por teléfono, sen poder ofrecer a atención e o acompañamento necesarios». Una situación especialmente grave para los colectivos más vulnerables como las personas enfermas crónicas, las personas mayores y los niños «O Sergas ten colapsada a atención primaria, cunha enorme sobrecarga de traballo, en grande medida burocrático, cando debera ser a primeira liña da acción sanitaria para enfrontar a segunda vaga de contaxios», expresó.

Por su parte, la diputada y portavoz de Sanidad del BNG en el Parlamento gallego, Montse Prado, instó a un cambio en la política sanitaria del Gobierno gallego dotando la atención sanitaria del personal facultativo, de enfermería y de otras especialidades, así como administrativo y de limpieza, para reforzar los centros de salud y reiniciar la atención presencial. «Non temos atención en persoa e o que hai é unha evidente sobrecarga que orixina importantes listas de espera, por días e por semanas, para unha cita ou para unha proba», alertó.

Prado advirtió también del efecto que esta situación está teniendo en la atención sanitaria de enfermos crónicos o con enfermedades complejas como cardiopatías. «A falla de atención e acompañamento está provocando que os pacientes teñan descompensamentos na súa saúde e as súas doenzas cursen con menos control do que deberan», señaló.

Ante esta situación, la diputada nacionalista exigió de la Xunta de Galicia que dote la atención primaria, que cuenta en la actualidad con 150 millones de euros menos de presupuesto de los que tenía en 2009, de los medios necesarios. En ese sentido, reclamó asignar el 25% del presupuesto sanitario para esta finalidad así como desplegar, de manera inmediata, un plan de choque con 200 millones euros adicionales.

Prado denunció también la falta de transparencia del Sergas en lo que tiene a ver con la situación sanitaria. Un oscurantismo que ejemplificó en el hecho de que todavía no se dieran a conocer los datos de la lista de espera, cuando tenían el deber de comunicarlos el pasado mes de julio. Además, lamentó que no se cuente con datos oficiales sobre la cantidad de personal sanitario que está trabajando en el Sergas para evitar «trampas como computar contratos en lugar de postos».