El BNG reclamará en Madrid que se concrete el apoyo del nuevo Gobierno español a Barreras

193
0
Compartir

El representante del BNG en el Congreso, Néstor Rego, se acercó hasta Vigo para reunirse con el Comité de empresa de Barreras. En la reunión, en la que participó junto al concejal del Bloque en Vigo, Xabier P. Iglesias, el diputado les trasladó la voluntad política del Bloque Nacionalista Galego a contribuir en la solución a la crisis de Barreras y a contribuir sobre todo, «a que a nosa industria, especialmente a industria naval, poda ver garantida a continuidade da actividade, mais sobre todo, dos postos de traballo».

En el reciente acuerdo de investidura, el BNG incorporó medidas en relación con el refuerzo de la capacidad productiva de la construcción naval en nuestro país, tanto en la ría de Ferrol cómo en la ría de Vigo, con el compromiso explícito del gobierno para que hubiera una intervención pública para dar garantías de estabilidad y continuidad de la actividad.

«O BNG seguirá contribuíndo para que isto siga, confírmannos que o Ministerio de Industria está traballando nisto, mais o Bloque Nacionalista Galego tamén vai seguir atento e vai seguir traballando para que se poida verificar que o estaleiro de Barreras saía da crise» afirmaba Néstor Rego en la rueda de prensa.

Xunta de Galicia

Por su parte, el portavoz municipal del BNG en la ciudad olívica, Xabier P. Iglesias, volvió a reclamar a la Xunta de Galicia que «exerza as súas competencias e deixe de ser un convidado de pedra» en la crisis que afronta el astillero. En ese sentido, subrayó que el ejecutivo gallego tiene un «papel llave» para garantizar la continuidad a medio y largo plazo una vez se supere el preconcurso de acreedores y se reinicien los trabajos en las gradas de Barreras.

Iglesias reivindicó la «intervención pública directa» cómo medio para garantizar la continuidad del empleo y de la producción, para evitar que el futuro de Barreras siga dependiendo «das loitas intestinas do seu accionariado privado», por lo que demandó que el Gobierno de Núñez Feijóo abandone su posición «pasiva» y tome la iniciativa.