El BNG se compromete «a facer valer os intereses de Vigo no Parlamento galego»

161
0
Compartir

El Bloque Nacionalista Galego presentó públicamente las líneas de trabajo que pondrán en marcha en el Parlamento gallego con el inicio de la legislatura en relación a Vigo. El frente nacionalista reiteró su compromiso con hacer valer los intereses de la ciudad frente al abandono de la Xunta, en una rueda de prensa celebrada en la mañana  de ayer jueves en la que comparecieron el portavoz municipal, Xabier P. Iglesias, y las dos diputadas viguesas en el Parlamento gallego, Carmela González y Alexandra Fernández.

El reclamo de un cambio radical en las políticas industriales y laborales y el blindaje y alargamiento de los servicios públicos, serán dos ejes prioritarios en la acción parlamentaria.

Iglesias destacó que el voto de cerca de 32 mil viguesas y vigueses en las pasadas elecciones gallegas de 12 de julio, que supuso que el BNG fuera la fuerza política que más aumentó su apoyo social en la ciudad (sumando diecisiete puntos porcentuales), hizo posible que en esta legislatura vaya haber dos diputadas «que son de Vigo e que coñecen moi ben a cidade». En ese sentido, el concejal se mostró convencido de que Carmela González y Alexandra Fernández «van traballar arreo para que as necesidades de Vigo se teñan en conta e se poña punto e final ao abandono deliberado que a Xunta do PP aplica contra a principal cidade de Galiza».

Un abandono que el edil nacionalista resumió en recortes y privatización, citando el ejemplo del hospital Álvaro Cunqueiro, la ausencia de una política industrial que apueste por crear empleo digno en la ciudad, y en la falta de inversión por parte del Gobierno gallego. En relación a esto último, Iglesias, recordó que en el debate de los últimos presupuestos de la Xunta el BNG formuló una serie de enmiendas con las que demandaban el aumento en 56 millones de euros la inversión prevista para Vigo, y «o PP volveu dicir que non».

«O BNG vai defender, no Parlamento, en positivo o papel que lle corresponde a Vigo, como motor de todo un País, cunha oposición firme e construtiva que poña fin ao pimpampum estéril entre Xunta e Concello», comprometió Iglesias. «Caballero e Feixóo pensan que os dous gañan algo nesa lea partidista permanente, pero o que é claro é que quen perde sempre é a cidade», recalcó Xabier P. Iglesias.