El BNG se compromete a revertir la privatización sanitaria en el área de Vigo

215
0
Compartir

El Bloque Nacionalista Galego valoró esta mañana el fallo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia que reconoce el deber de que el hospital Álvaro Cunqueiro pague el IBI. Esta sentencia confirma, según las nacionalistas, que el HAC «non é un hospital público» y desmonta la campaña de «propaganda e falsidades do Partido Popular». El portavoz municipal del BNG en Vigo, Xabier P. Iglesias, denunció que la «política de recortes e privatizacións aplicada pola Xunta do PP converteu a cidade de Vigo e a súa área sanitaria na zona cero da desfeita sanitaria». Iglesias cargó con dureza contra el modelo «ruinoso» impuesto por el Gobierno gallego de Núñez Feijóo y que supuso triplicar el coste del nuevo hospital hasta los 1400 millones de euros. «Cada ano o Sergas destina 150 millóns de euros de diñeiro público aos petos de empresas privadas» alertó, haciendo referencia al canon anual que se abona a la UTE propietaria del HAC y al concierto singular de Povisa.

«As viguesas e os vigueses non podemos seguir sendo pacientes de segunda», reclamó el edil nacionalista. En este sentido, Iglesias subrayó el «compromiso firme» del BNG para revertir la privatización y los recortes aplicados en el área sanitaria de Vigo, a través de medidas como el rescate de la concesión del Hospital Álvaro Cunqueiro y la absorción de Povisa por el Sergas.

Desde el frente nacionalista defienden que las elecciones gallegas del próximo 5 de abril son una oportunidad para defender en las urnas el derecho «irrenunciable» la una «sanidade cento por cento pública, universal, gratuíta e de calidade», por lo que llaman a traducir el masivo rechazo contra la política sanitaria del PP en un «apoio contundente» al proyecto de «cambio galego» que representa el BNG para que «a saúde deixe de ser unha mercadoría».