El CERMI insta a Transición Ecológica a regular las condiciones de accesibilidad universal de las “electrolineras”

Compartir
Electrolinera

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha instado a la Secretaría de Estado de Energía del Ministerio de Transición Ecológica y para el Reto Demográfico a regular normativamente las condiciones de accesibilidad universal en el diseño, implantación y ejecución de las llamadas coloquialmente “electrolineras”.

Ante la expansión de estos puntos de abastecimiento energético para la flota de vehículos eléctricos e híbridos, cuyo incremento va a ser constante en los próximos años, hasta desplazar al automóvil tradicional de motor de combustión, resulta imprescindible que los espacios de recarga sean plenamente accesibles, para todo tipo de conductores, tanto personas con discapacidad como personas mayores.

Las “electrolineras” deben reunir condiciones de accesibilidad y de diseño para todas las personas, de modo que cualquier usuario de las mismas pueda utilizarlas de modo autónomo, cómodo y seguro, sin exclusión por razón de discapacidad o edad avanzada.

Este objetivo pasa por que las nuevas estaciones eléctricas sean accesibles, para lo cual es necesario contar con una normativa estatal, ahora inexistente, aplicable a todo el territorio, que precise los parámetros técnicos de accesibilidad y usabilidad.

Para el CERMI, no cabe permitir que surjan nuevas instalaciones y servicios, como las electrolineras, que en poco tiempo serán el paisaje familiar para todos los conductores, sin que estas sean accesibles. La sostenibilidad es también y sobre todo social.