Compartir

Vigo vuelve a ser, por tercer año consecutivo, una de las sedes externas de la programación del Centro Galego de Artes de la Imagen (CGAI)-Filmoteca de Galicia gracias a la colaboración entre la Axencia Galega das Industrias Culturales (Agadic) y el Cineclub Lumière.

Una antología de cortos gallegos, seleccionadas con motivo de la reciente conmemoración del Día Internacional de la Mujer, centrará mañana miércoles 21 la primera de las cuatro Sesiones de Filmoteca que tendrán lugar hasta finales de abril en el Auditorio Municipal.

El director de la Agadic, Jacobo Sutil, y el presidenta del Cineclub Lumière, Xoán Manuel Novegil, firmaron en la Delegación Territorial de la Xunta en Vigo un nuevo convenio de colaboración, mediante el que la asociación repite en 2018 cómo sede de la cartelera del CGAI, junto con la propia sala de la filmoteca en A Coruña y los cineclubs Padre Feijoo de Ourense y Valle-Inclán de Lugo.

Como parte de este acuerdo, mañana podrán verse en el Auditorio vigués los cortometrajes Pues eso, que te quiero, de Beatriz Belmonte; Atisbos, de Iria Silvosa; Palmira, de Diana Gonçalves; y la galardonada Matria, de Álvaro Gago, con premios en el festival estadounidense de Sundance y en la Seminci de Valladolid, entre otros. La entrada es libre hasta completar la capacidad.

Ya en abril, llegarán a Vigo dos destacadas producciones españolas dentro del que fue el panorama cinematográfico independiente en 2017, avaladas por la crítica y por premios en diferentes festivales: Los objetos amorosos (día 12), de Adrián Silvestre, y Ternura y la tercera persona, de Pablo Llorca (día 19).

Este primer turno de proyecciones de 2018 concluirá el 26 abril con una sesión dedicada a los últimos trabajos del gallego Alberto Lobelle, en la que se incluyen Den Pobedy, sobre la celebración en las ex repúblicas soviéticas del Día de la Vitoria contra Alemania en la Segunda Guerra Mundial, y el film paisajístico Serra de la Capelada.