Compartir

El nuevo complejo integral de recuperación y repoblación de Cerdedo-Cotobade estará en funcionamiento a finales de este verán. Así lo adelantó la conselleira de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Beatriz Mato, durante una visita a las obras de ejecución del nuevo Centro de Recuperación de Fauna Silvestre en el Ayuntamiento de Cerdedo-Cotobade, a las que el Gobierno gallego destina más de 470.000 euros y que previsiblemente finalizarán en junio.

Aclaró que el nuevo centro -junto con el Centro Ictiogénico de Carballedo– constituirá un complejo ambiental pensado para la recuperación de aves silvestres y para el tratamiento de otras especies que se encuentren heridas o enfermas, como reptiles y mamíferos especialmente; y también para la repoblación del salmón, trucha y reo, como ya se hace desde el centro actual de Carballedo.

Con la confluencia en un mismo espacio de los centros de recuperación y repoblación de especies se garantizará la eficiencia de los recursos, además de que se pondrá el foco en el Ayuntamiento de Cerdedo-Cotobade en cuanto a la atención a la fauna, argumentó Beatriz Mato.

El nuevo centro de recuperación de fauna silvestre constará de dos instalaciones próximas: la primera edificación, de 286,89 m2 totales, estará destinada a la recepción de los animales, tratamiento y atención veterinario; y la segunda, de 554,48 m2, para la recuperación inicial de los animales y otros servicios necesarios que garanticen los cuidados durante su estancia en el centro.

La primera de las instalaciones, de recepción y tratamiento de animales, tendrá dos plantas. Así, en la planta baja se situará una consulta con zona de rayos X, tres UCIs para mamíferos, aves y animales infecciosos, otra para mudas y, finalmente, una sala de crías. También, en la planta baja, se encontrará la recepción y la oficina de administración, un aseo y la cocina. Por el contrario, en el primer piso, se instalarán dos vestuarios, un almacén y una sala para lo personal del centro.

La segunda instalación, con más de 550 m2, será el lugar donde los animales comiencen su recuperación. Esta instalación se distribuirá en dos estancias para mamíferos, diez azoreras, una sala de cría de roedores, un almacén para alimentos, otro almacén general, una zona de lavado de aves, cuatro cámaras de vuelo, cuatro estancias para aves nocturnas, una zona de muda y una sala para necropsias.

Piscifactoría de Carballedo

La conselleira de Medio Ambiente destacó que el nuevo centro vendrá a reforzar el trabajo que se está hacer desde la piscifactoría de Carballedo, que en los últimos años está haciendo grandes esfuerzos para la recuperación y la repoblación de la trucha autóctona gallega, una especie con la que es más complejo trabajar debido su delicadeza.

Así, la piscifactoría de Carballedo se está consolidando como banco de genes de todas las líneas de trucha gallega, de forma que siempre se pueda disponer de los ejemplares necesarios y acomodados –esto es, la línea genética propia de cada zona- para acometer una repoblación.

Este centro es una de las tres piscifactorías autonómicas en funcionamiento que dependen directamente de la Xunta, junto con la de Lugo –especializada también en salmón- y la de Carballiño, centrada en la trucha.

Mejora del saneamiento en Tenorio

La conselleira de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio avanzó que a finales de este año también se iniciarán las obras de mejora del saneamiento en la parroquia de Tenorio, cuyo importe de licitación es de 1,8 millones de euros.