Compartir

El delegado de la Xunta en Vigo, Ignacio López-Chaves, recibió hoy a la Asociación de Comerciantes de Pereiró. Una reunión en la que la presidenta de este colectivo, Ángeles Álvarez Pereira, le trasladó su inquietud por el estado en el que se encuentra la Avenida de Castrelos, en el tramo inicial de la PO-330.

López-Chaves refrendó el compromiso del Gobierno gallego de urbanizar este tramo, de aproximadamente 500 metros, en dicha carretera, que condicionó a la cesión de los terrenos por parte del Ayuntamiento vigués.

En este sentido, recordó que la Administración gallega lleva tiempo reclamándole el gobierno local que acredite su titularidad y realice la tramitación necesaria para su obtención. «Estamos dispuestos a ejecutar el proyecto de mejora en esta travesía y financiar la totalidad de la obra, pero para esto es necesario que el Ayuntamiento responda a nuestro requerimiento de cesión», apuntó.