Compartir

El pleno de la Diputación de Pontevedra aprobó este viernes el presupuesto de la institución provincial para el año 2018 que asciende a 157 millones de euros y la 160 millones de euros incluyendo a la Escuela Universitaria de Enfermería y al Consorcio Provincial para la prestación del servicio contra incendios y salvamento.

El presupuesto, es un 3% mayor que el 2017, «el mejor presupuesto de la historia de la Diputación provincial», dijo el diputado y portavoz del gobierno provincial, Carlos López Font. El diputado subrayó que el documento recoge principios como los de más equidad y más derechos y que trata de desarrollar un nuevo modelo de provincia pensado para el bienestar de las vecinas y vecinos vivan donde vivan, «que respeta la autonomía local y apuesta por nuevos modelos en infraestructuras, recogida de residuos urbanos, de turismo, un proyecto que fomenta la igualdad entre hombres y mujeres, un presupuesto que apoya al deporte, las empresas los emprendedores o las nuevas tecnologías».

Para el 2018 la Diputación de Pontevedra va a destinar un mayor número de recursos a la área de cooperación con los ayuntamientos con el objetivo de garantizar servicios fundamentales a los municipios, con criterios de transparencia, equidad, objetivos claros y respetando la autonomía local. Así, crecen las partidas para el Plan Ayuntamientos, hasta los 42 millones de euros (un 2% más que en el 2017), y, además, su línea uno, de inversiones, va a garantizar desde este próximo mes de enero, 30 millones del 2019 para que los ayuntamientos puedan presentar proyectos más ambiciosos o destinar recursos para hacer frente a los daños producidos por los incendios.

A estos recursos hay que añadir un millón de euros a disposición de los municipios para anticipos sin intereses y sin comisiones y dos millones del Plan de Reequilibrio 2017, a los que hay que sumar los 6 millones ya aprobados en el pleno del pasado 24 de noviembre que se verán aumentados con los remanentes a comienzos del 2018.

El presupuesto para lo 2018 de la institución provincial también recoge la apuesta del gobierno por la sostenibilidad. En este campo, cuenta con 2,7 millones de euros (7,5% más que en el 2017) para programas de protección de los montes y desarrollo de la pesca y agroganadería, casi 4 millones de euros al tratamiento y gestión de residuos y un 7% más de inversiones en Areeiro y Mouriscade.

En lo que se refiere al fomento del empleo el presupuesto se incrementa un 8,72%, con 4,12 millones de euros. Al respeto, cabe recordar que la institución provincial pasó de crear 719 empleos en el 2014 a 1.100 en el 2016 y 1.200 en el 2017, a los que hay que añadir las 1.085 bolsas del plan de práctica laboral, los cerca de un centenar de bolsas de turismo y las centenas de empleo en la propia institución, en mejores condiciones de acceso.

También crecimiento en un 5% los recursos destinados al apoyo a la actividad económica, con cerca de 2 millones de euros para SmartPeme (que este año multiplicó por tres el número de asesoramientos), 340.000 para los viveros y 5,4 millones de euros para nuevas tecnologías.

Además el área de movilidad contará con 17,27 millones de euros (un 6,62% más que en el 2017), turismo con 4 millones (2,8% más que en el 2017), igualdad con 1,2 millones de euros (8,1% más que en el 2017) y cohesión social y juventud 5,61 millones de euros (1,5% más que en el 2017) que, de sumar Príncipe Felipe, asciende a 10,3 millones de euros.

En el área de cultura y lengua, 3,9 millones de euros (6,2% más que en el 2017) van dirigidos a servicios lingüísticos, promoción cultural y gestión del patrimonio histórico y artístico, a los que añadir los 4,4 millones de euros del Museo Provincial (1,85% más que en el 2017).

Además, la Escuela de Cantería ve reforzado su presupuesto con cerca de un millón de euros y para el área de deportes más de 4,3 millones de euros. En línea generales, el presupuesto para el 2018 muestra el proyecto global de provincia del gobierno de la Diputación de Pontevedra, sin contemplar ningún euro de libre disposición para la presidencia y basado en la Igualdad; en una mayor equidad y derechos para los ayuntamientos y para la ciudadanía; en la sostenibilidad del territorio, con un modelo de desarrollo basado en la movilidad y accesibilidad, de seguridad viaria, de respeto al medio natural y de un tratamiento acomodado de los residuos sólidos; en el apoyo a las señales de identidad de la tierra como son la lengua, la cultura y el patrimonio; en el apoyo a los sectores productivos, a la pesca, a la agroganadería, a la investigación, al turismo, a la industria cultural y musical, a la industria, a las pymes, a las personas autónomas y emprendedoras; así como en la construcción de una sociedad avanzada basada en la educación, en la cultura, en el deporte, en la recuperación del espacio público para las personas y en más democracia y respeto a la autonomía local.

Además, el presupuesto para lo 2018 cumple con el objetivo de déficit cero y con la regla de gasto y estabilidad presupuestaria, al disminuir el endeudamiento en 6,4 millones de euros. Los ingresos corrientes experimentan un crecimiento superior al 2,4 % suficiente para hacer frente a los gastos corrientes y ahorrar 1,4 millones de euros. De este modo la ratio de inversiones pasa de 45 euros por habitante a 48 euros y de gasto de 160,8 euros a 166 euros por habitante.