Compartir

El portavoz popular, Alfonso Marnotes, ofreció una rueda de prensa en la que explicó que una vez finalizado el plazo para presentar enmiendas al Reglamento de Transporte Público, el gobierno local no aceptó ninguna de las propuestas por el Partido Popular ya que su objetivo es fijar, de forma unilateral, las condiciones de este servicio.

Marnotes afirmó que eran propuestas razonables y sensatas, como que se fijase el derecho de los ciudadanos a una distancia máxima entre la parada y la vivienda, o que todas las paradas tuviesen marquesinas, que todas estuviesen adaptadas para personas con dificultades sensoriales, que todas tuviesen paneles informativos en tiempo real, que se obligase a que de forma anual se revisasen las frecuencias y las líneas para adaptarlas y se diera cuenta al pleno o que se realizasen encuestas de satisfacción periódicas y se diese cuenta al pleno cada semestre de las quejas y sugerencias de los usuarios.

«Tratábamos de blindarlas en el Reglamento, ya que el actual y el que ahora propone el gobierno no dicen nada de nada. Pues bien, el gobierno local las deniega y nos dice que todo eso ya lo regulará el pliego, que se aprueba en Junta de Gobierno Local. Es decir, el Reglamento no dirá nada, y el gobierno, unilateralmente y en secreto, aprobará todas las condiciones del servicio. Así pues, para el alcalde el Reglamento es sólo un trámite, no se le dota de contenido y así el gobierno hace lo que le da la gana. ¿Cómo se llama esto? Cacicada» preguntó y respondió el portavoz popular.

Alfonso Marnotes aseguró que «vamos a ir más allá y poner las cartas sobre la mesa: el alcalde utiliza a la actual concesionaria del transporte público en Vigo para pagar una campaña de Navidad de promoción de Abel Caballero. Esa empresa pertenece a un grupo que gestiona las líneas de la estación sur de Madrid de Méndez Álvaro, justo la estación a la que fue Abel Caballero y su equipo a enseñar los carteles de la Navidad de Vigo, a promocionar autobuses rotulados. Es inadmisible que mientras se están tramitando las condiciones del transporte público de Vigo, el alcalde utilice a la empresa para poner su foto en Madrid. Proponemos que ese dinero revierta en mejoras en la calidad del servicio», concluyó Marnotes.