Compartir

El concejal popular, Diego Gago, ha denunciado hoy el «enésimo retraso» en el aparcamiento de la Plaza de Portugal, después de constatar que el ejecutivo municipal ha vuelto a retirar de la junta de Gobierno local la aprobación del proyecto para el inicio de las obras.

«No es la primera vez que sucede. Ese proyecto lleva más de 100 días encima de la mesa del alcalde, y sigue sin autorizarse. ¿Por qué? ¿A quién busca beneficiar el señor alcalde?», se ha cuestionado Gago, quien ha recordado que la concesión del parking finalizó en 2010 y, tras hacerse cargo el Ayuntamiento de su gestión, se cerró definitivamente a finales de 2015 tras aprobarse previamente los pliegos para una nueva concesión. «Es inexplicable que sigamos igual. ¿Qué han hecho en estos tres años?», se ha cuestionado Gago.

En este sentido, el edil popular ha subrayado que estos años de mayoría absoluta de Abel Caballero sólo sirven para «que no dejemos de sorprendernos con su nefasta gestión». No en vano, expone, se está generando un «trastorno importantísimo» a vecinos y comerciantes de Churruca, que no disponen de aparcamientos privados y ven cómo el gobierno local retrasa una y otra vez y sin ningún motivo la apertura del párking de Plaza de Portugal.

Situación a la que se suma el aparcamiento de la Puerta del Sol, «que no está ni se le espera». En total, desde hace casi tres años se está privando a los vigueses de cerca de 500 plazas en pleno centro de Vigo, argumenta el concejal popular, señalando que esta circunstancia se agrava al considerar la falta de plazas de estacionamiento en superficie.

Máquinas de zona azul estropeadas

«No estamos hablando sólo del centro de Vigo, sino de dos zonas –Churruca y Casco Viejo– donde apenas hay sitios para aparcar. Y donde existen, las máquinas estas funcionan mal», ha denunciado Gago. En este sentido, el edil ha explicado que las máquinas expendedoras se han quedado obsoletas y no admiten ya el pago con tarjeta de crédito.

«Estamos recibiendo muchas quejas de vecinos que ven que no pueden pagar con tarjeta. Así lo indican las propias máquinas desde hace días. Y si no llevan dinero en efectivo, aún por encima les multan», subraya Gago, indicando que toda esta situación se produce en el marco de un nuevo contrato de la zona azul que evidencia, una vez más, «el desastre de gestión de un desgobierno que suma casi 4 años de tramitación, por lo es normal que las máquinas estén obsoletas», ha concluido.