Compartir

Parte de la tripulación y del pasaje del velero Tenacious visitaron ayer el Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas en el marco de un viaje de carácter formativo que están realizando. El barco es propiedad de Jubilee Sailing Trust, una entidad británica sin ánimo de lucro que promueve la integración de personas con algún tipo de discapacidad a través de su aproximación al mundo de la navegación.

El Tenacious, un velero de tres mástiles y 65 metros de eslora, se trata de un buque inclusivo, es decir, cuenta con las instalaciones adaptadas necesarias para que tanto tripulación como pasaje puedan moverse y desarrollarse por el barco sin ningún tipo de problema, al tiempo que tienen la oportunidad de aprender a navegar en alta mar y vivir en un velero.

Así, el barco está equipado con señales en lenguaje braille, indicadores táctiles para favorecer la orientación entre proa y popa y caminos guiados por la cubierta para personas con problemas de visión; también dispone de escaleras levadizas, almohadillas con sistema de vibración en literas para alertar a personas sordas ante una situación de emergencia; o sistemas de seguridad que garantizan la estabilidad de las sillas de ruedas incluso en caso de temporal.

El Tenacious realizó su viaje inaugural en el año 2000 y tiene capacidad para albergar a 40 pasajeros y 10 tripulantes. Desde entonces, recorre el mundo para transmitir un mensaje de igualdad e inclusión de las personas con diversidad funcional a través de la pasión por la náutica y el mundo marino.