Compartir

Desde este lunes, 16 de julio, y hasta el sábado, 21 de julio, un total de 50 jóvenes van a participar en el segundo turno de los campamentos polideportivos Príncipe Felipe 2018, que se desarrollan a lo largo de los meses de julio y agosto. En total, y durante seis turnos, 300 niños -de ambos sexos- de toda la provincia de entre 7 y 14 años disfrutarán de esta iniciativa impulsada por la Diputación de Pontevedra.

Durante estos días habrá toda una semana llena de actividades deportivas y de ocio en las instalaciones de Príncipe Felipe, en Pontevedra. Entre las acciones previstas habrá, por ejemplo, juegos en inglés, actividades acuáticas como waterpolo y piscina, deportes de aventura, deportes en la naturaleza, actividades de rastreo y también una salida al Parque Multiaventura de Marín.

El hilo conductor de este año gira en torno al respeto y al cuidado del medio ambiente. El objetivo es que los jóvenes se conciencien de la importancia de la naturaleza y de la necesidad de cuidarla. Se desarrollará además ‘Evitando lumes’, una actividad específica para concienciar sobre los fuegos forestales. Para trabajar en los contenidos sobre el medio, en cada turno y en función de su edad, los niños formarán parte de su respectiva brigada de agentes medioambientales, que serán las de Monte Castrove, Islas Atlánticas, Monte Santa Tegra y Monte Cotorredondo.

Hasta que finalice esta nueva edición de los campamentos polideportivos Príncipe Felipe, un total de 300 niños de toda la provincia participarán en esta iniciativa. Como cada año, se trata de un programa con gran acogida, ya que en esta ocasión quedaron más de 80 niños en lista de espera a la espera de alguna baja.

Aparte de desarrollar toda una serie de actividades para el ocio y para el aprendizaje, estos campamentos también tienen el objetivo de enseñarles a desarrollarse alejados de su familia, potenciando su maduración, su sociabilidad y el dinamismo multicultural, inculcando hábitos saludables de higiene, alimentación, salud y ocio.