Compartir

La Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio viene de dar el visto bueno a la evaluación ambiental estratégica simplificada de la Modificación Puntual del Plan especial de Protección y Reforma Interior del Casco Viejo de Vigo, en la zona de la Panificadora.

Así lo informó al delegado de la Xunta en el área territorial, Ignacio López-Chaves, quien indicó que, al considerarse que la actuación en este entorno no tendrá efectos significativos en el ambiente, no será necesario someterla a la declaración de impacto ambiental común.

Tras señalar que es deber de la Administración autonómica favorecer un uso sostenible del territorio y la protección del patrimonio cultural, el representante del Gobierno gallego apuntó que, no obstante, el proceso está sujeto la una serie de determinaciones. Se trata de medidas de protección, dijo, como las recogidas en el informe de consultas de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural y que deberán integrarse en el plan.

Entre ellas, citó las referidas al mantenimiento de la huella de la estructura tradicional del Casco Viejo en el tramo de la calle Santiago, que queda incorporada en la plaza Nova. Al mismo tiempo, con el fin de conseguir una idónea integración paisajística, se recomienda seguir las pautas contenidas en la Guía de color y materiales disponible en la página web de la Xunta para la elección final de la fachada.

Por último, el delegado hizo especial hincapié en la propuesta relativa a la movilidad en la búsqueda de responder a la demanda de aparcamiento público. En este sentido, las indicaciones recogen una dotación mínima acorde a las necesidades generadas y, en la medida del posible, que su implantación no vaya en detrimento de la superficie destinada la zona verde o equipación.

Todas estas propuestas las recoge el Servicio de Evaluación Ambiental de Planes y Programas, dependiente de la Subdirección Xeral de Evaluación Ambiental, en el informe ambiental estratégico que se remitió hoy al Ayuntamiento de Vigo y que se publicará en el Diario Oficial de Galicia (DOG) y en la página web de la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio.

Finalmente, López-Chaves explicó que la delimitación de la Modificación Puntual abarca 10.686 metros cuadrados de suelo para nuevas dotaciones en el Casco Viejo de Vigo, con el objetivo de proteger el conjunto de la antigua fábrica de la Panificadora.

Se sustituirán así los aprovechamientos lucrativos residenciales previstos en el PEPRI vigente por una equipación socio-cultural y espacios públicos. «Toda vez que ya recibió contestación la evaluación ambiental el resto de trámites que restan le corresponden al Ayuntamiento de Vigo, que tiene la competencia en exclusiva del desarrollo de este ámbito», respondió.