Compartir

La delegada territorial de la Xunta de Galicia en Vigo, Marta Fernández-Tapias, recibió hoy en su despacho a los representantes de la plataforma ‘Más Plurales’ en Vigo con el objetivo de abordar el impacto que tendrá en la Comunidad la reciente aprobación de la Lomloe. Lo hizo a petición de los propios portavoces de los centros, a los que les explicó que la intención del Gobierno gallego es «reducir ao mínimo posible a súa aplicación, e na medida que o permita o cumprimento da propia lei».

La representante autonómica coincidió en que se trata de una ley «reducionista» que deja sin capacidad de elección a los padres y madres, en la medida que impone el centro escolar en el que tiene que estudiar sus hijos y hijas. «Pretenden impoñer un único tipo de ensino, deixando sen elección ás familias», apuntó.

Por si esto no fuera lo suficientemente grave, entiende Fernández-Tapias, que fomenta la minoración de la calidad educativa y la desigualdad, «deixando sen elección ás familias máis humildes». Al mismo tiempo, agregó que todo apunta que busca «crear unha confrontación no ámbito da lingua, que en Galicia é inexistente».

A diferencia del Gobierno central, dijo, «nós cremos na calidade educativa e o plurilingüismo, pero, sobre todas as cousas, no dereito dos pais e nais a decidir».

En todo caso, la delegada lamentó que se perdiese una oportunidad histórica para el consenso ya que, tal y como recordó, la Lomloe se elaboró a espaldas de las comunidades autónomas.