Compartir
El secretario de Organización Estatal de FTSP-USO, Iván Blanco.

El secretario de Organización Estatal de FTSP-USO, Iván Blanco, agradece en nombre de la federación «todas las muestras de cariño y agradecimientos que se realizan hacia el colectivo de personas que integran el sector de la seguridad privada a nivel nacional». «Reconocimiento que siempre es bien recibido, más teniendo en cuenta en las condiciones que tenemos que desarrollar nuestro trabajo, esencial para la sociedad, no se ve correspondido por la gran mayoría de empresas de seguridad privada puesto que aún no se han entregado las medidas de protección necesarias para evitar el posible contagio y propagación del Covid-19».

Iván Blanco, añade «estamos en la primera línea de defensa frente al Coronavirus sin ningún tipo de medio de protección en la mayoría de los servicios, desarrollando nuestras funciones en unas condiciones que bajo ningún concepto ningún trabajador debería realizar». «No es que haya escasez de medios, es que no hay ningún medio y los que pueden disponer de alguno es porque el cliente se los ha dado o porque se lo han pagado de su propio bolsillo».

«Una de las obligaciones de las empresas es la de velar por la salud de sus trabajadores, y en esta crisis sanitaria la mayoría de empresas de seguridad se han desentendido de la misma. Las compañías para las que trabajamos no han tomado las medidas adecuadas para su protección, aún cuando desde esta Federación a través de sus representantes en las empresas hemos realizado diversos y repetidos requerimientos para que dotasen a su personal de dichas medidas».

El colectivo presta sus servicios en puertos y aeropuertos, hospitales, centros de salud, almacenes, supermercados, obras, etc.,. estando en primera línea en todos ellos, donde además de las funciones que les son propias, deben velar que los usuarios cumplan las normas de prevención impuestas «y que no son de aplicación a los trabajadores del sector de la seguridad privada que las intentamos hacer cumplir».

«Por todo ello, -continua Blanco- nos vemos en la obligación de volver a denunciar públicamente la precaria y peligrosa situación que todo el colectivo de seguridad privada está sufriendo durante esta pandemia y exigimos que sea quien sea, dote a estos trabajadores de los medios de protección necesarios que pongan a salvo su salud y la de sus familias».

«Queremos recordar que la finalidad del Estado de alerta y el confinamiento de la sociedad que lleva aparejado es el evitar la propagación del Coronavirus, propagación que no se paliará si empiezan los contagios entre el colectivos de trabajadores y trabajadoras por no tener medios de protección».

Un juzgado toma medidas

El Juzgado de lo social Nº 7 de Las Palmas de Gran Canaria viene de acordar este lunes la adopción de medidas cautelarísimas en el Hospital Universitario Dr. Negrin contra la empresa EULEN Seguridad al no disponer los Vigilantes de Seguridad de las medidas de protección adecuadas para realizar su trabajo. Asimismo da un plazo de 48 horas improrrogables para que la empresa dote de los EPIS adecuados a todos los Vigilantes de Seguridad.

La solicitud presentada por la Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de la USO es para la adopción de medidas cautelares inmediatas, ya que entendía que estos trabajadores estaban expuestos a ser contagiados del corona virus porque durante los turnos de trabajo deben acceder a lugares del hospital donde existe un algo riesgo de contagio así como tener intervenciones en la que el contacto físico con los pacientes o familiares es inevitable.

Transcurrido el plazo de 48 horas la empresa EULEN y la FTSP-USO deben comunicar al Juez si se ha cumplido dicha medida de entregar las mascarillas homologadas, gel desinfectante y guantes de vinilo a los trabajadores afectados.

Basilio Alberto Febles, secretario general de la FTSP-USO, declara que pese a que desde su sindicato entienden las dificultades de las empresas para poder aportar el material necesario dada la escasez y dificultades para su compra, no se puede permitir que los vigilantes de seguridad presten sus servicios en este establecimiento donde el riesgo de contagio es elevado sin ninguna protección, por lo que anima a los Comités de Empresa y Delegados de Prevención de la USO a continuar con estas demandas.

Asimismo solicita a los centros hospitalarios que cuando las empresas no puedan dar los EPIS a los vigilantes de seguridad se les faciliten estos por la dirección del hospital o por los directores de Seguridad y no les dejen expuestos en primera línea de contacto.

PDF: Descarga el Auto dictado en el día de ayer, pinchando aquí