Compartir

La Consellería de Infraestructuras, a través de la Axencia Galega de Infraestructuras (AXI), inició hoy las obras de mejora de la accesibilidad en el entorno del CEIP Quintela en la PO-313, la carretera que une Marín con Moaña, a su paso por este último término municipal. Estos trabajos, que se ejecutarán en el plazo de un mes, cuentan con un presupuesto por parte del Gobierno gallego de cerca de 48.000 euros.

Así lo informó hoy el delegado de la Xunta, Ignacio López-Chaves, quien junto al jefe territorial de la Consellería, José Luis Díez, se acercó hasta el municipio pontevedrés para supervisar el arranque de esta intervención, que responde a una solicitud de la dirección del centro escolar y del ayuntamiento moañés, dijo.

Según detalló el representante autonómico, las obras suponen la ejecución de rebajes en las aceras, en los accesos y en las intersecciones con los caminos públicos, así como nos pasos de cebra con el objetivo de mejorar su accesibilidad. Al mismo tiempo, se repararán las dichas aceras, sustituyendo las baldosas deterioradas, y se repintarán los pasos de cebra del tramo.

En cuanto a la señalización vertical, se reforzará el semáforo existente con otros dos de precaución asociados el principal en el paso de cebra próximo al centro educativo.

El Gobierno gallego sigue trabajando en el objetivo prioritario de conservar la red viaria autonómica en óptimas condiciones con el fin de incrementar la seguridad viaria y proporcionar a los usuarios unas vías cómodas que mejoren su calidad de vida, potenciando el desarrollo económico y social de los municipios gallegos.

La Consellería de Infraestructuras está realizando importantes esfuerzos en materia de conservación de carreteras, con actuaciones que no sólo se limitan a las tareas comunes de conservación, sino que además se complementan con obras de conservación extraordinarias.