Inversión de más de 2,1 millones de euros para mejorar de la seguridad viaria en la parroqui de Santo André de Xeve, Pontevedra

Compartir
Iglesia de Santo André de Xeve

La Xunta invertirá más de 2,1 millones de euros en la mejora de la seguridad viaria y de la movilidad peatonal en la parroquia de Santo André de Xeve, en el ayuntamiento de Pontevedra.

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publica hoy la aprobación de los expedientes de información pública y de los proyectos de ejecución diseñados por la Consellería de Infraestructuras y Movilidad para la mejora de la movilidad y seguridad de los vecinos y de los escolares de Santo André de Xeve. En el siguiente enlace se puede ampliar la información relativa la estas resoluciones: https://xurl.es/rmigv y https://xurl.es/1okoo .

Se trata de los dos proyectos de mejora de la seguridad viaria que se llevarán a cabo en las carreteras autonómicas PO-223 y PO-224, a su paso por esta parroquia pontevedresa. El Consello da Xunta aprobó este mes de julio los respectivos Decretos de utilidad pública de los terrenos afectados por las actuaciones. De esa forma, en el segundo semestre del año está previsto el levantamiento de los actas previos a la ocupación de los terrenos y la licitación de las obras.

De una banda, la Xunta prevé ejecutar una senda para peones y ciclistas no deportivos en la carretera autonómica PO-223, entre los núcleos de O Couso y O Sobral, que supondrá una inversión de casi 1,2 millones de euros.

El nuevo itinerario, de 2 kilómetros de longitud, configurará un recorrido continuo en el trecho comprendido entre los puntos kilométricos 3+600 y 5+760, uniendo así los citados núcleos, y atravesando el polígono industrial y el CEIP Santo André de Xeve. La senda tendrá un ancho mínimo de 1,80 metros y contará con bordo delimitador, resultando un ancho transitable de más de 2 metros.

La actuación se completará con modificaciones puntuales del trazado de la carretera, entre los puntos kilométricos 3+650 y 4+600, para generar espacio en su margen derecha y poder encajar la senda. También se intervendrá en la mejora de las principales intersecciones, con la implantación de semiglorietas y cuñas de aceleración y deceleración.

Además, se mejorarán las paradas de autobús de los puntos kilométricos 3+850 y 5+300 y, atendiendo a la solicitud del colectivo ciclista Pedaladas, se incorporará un pequeño trecho de senda en la glorieta de la intersección con la vía a Monteporreiro.

La actuación se enmarca en el Plan de Sendas de la comarca del Pontevedra, en el marco del que se están desarrollando 9 itinerarios seguros, sostenibles e integrados en el paisaje, con una inversión superior a los 5,3 M€. La actuación está financiada por la Unión Europea, en el marco del Programa Operativo FEDER Galicia 2014-2020, como parte de la respuesta de la UE a la pandemia de la covid-19.

Este proyecto se complementa con la actuación de mejora de la seguridad de la carretera autonómica PO-224, en Santo André de Xeve, en el entorno de la intersección con la PO-223.

Las actuaciones proyectadas en este proyecto están recogidas en la colaboración firmada entre la Xunta y Stop Accidentes para la mejora de la seguridad viaria en el entorno del CEIP de Santo André de Xeve.

La inversión prevista para esta actuación ronda los 935.000 euros, en los que se incluye el pago de los 15 predios necesarios para su ejecución. El objetivo es reforzar la seguridad viaria en la carretera PO-224, en el trecho comprendido entre los puntos kilométricos 2+440 y 2+830 y en la intersección con la PO-224, donde se sitúa el centro escolar CEIP Santo André de Xeve.

Se actuará en la mejora de la actual intersección en cruz entre las carreteras autonómicas PO-223 y PO-224, con regulación con semáforos y una glorieta que fomente la merma de la velocidad en la zona. Se prevé, además, habilitar un itinerario peatonal y ciclista de 400 metros que permita conectar el núcleo de O Sobral con el colegio Santo André de Xeve.

También se procederá a la reordenación y ampliación de zonas de aparcamiento en el entorno del CEIP, que dispondrá de 27 plazas en batería, se ampliará la zona de aparcamiento de buses actual y se incorporarán 18 plazas para profesores y empleados del centro educativo.

En la zona frontal del CEIP, se habilitará un carril exprés, el conocido como “kiss and ride” existente en los aeropuertos, que estará diseñado para que los alumnos bajen del coche y puedan acceder al centro de manera segura sin la compañía de sus padres.