Compartir

Purificación Granja, la mujer más longeva del ayuntamiento de Oia, cumple este miércoles 103 años, un aniversario que festeja con una salud envidiable y rodeada de sus seres queridos.

Aunque hoy es un día especial que mereció un brindis con un poco de sidra, la ‘abuela de Oia’ no perdonó su cita diaria con una de sus labores favoritas: el ganchillo. Pese a estar de celebración, después de la comida con la familia cogió las agujas y se puso con la tarea.

La alcaldesa de Oia en funciones, Cristina Correa, visitó esta mañana a Purificación junto a la concejal también en funciones Carmen María Estévez para felicitar personalmente a la longeva vecina.

Ambas representantes municipales le hicieron entrega de un ramo de flores y de una tarta, con el fin de transmitirle el cariño del conjunto del vecindario de Oia. Como siempre, Purificación Granja recibió a sus visitas con una sonrisa y haciendo gala de su característico buen ánimo.