La calle Concepción Arenal, en A Guarda, se convierte en una referencia peatonal y comercial

294
0
Compartir

El diputado de Infraestructuras y Vías Provinciales, Gregorio Agís, y el alcalde de A Guarda, Antonio Lmba, visitaron los trabajos de mejora de la movilidad de la calle Concepción Arenal, EP-3401, de acceso al puerto. Las obras, fruto de un convenio entre la Diputación y el Ayuntamiento, fueron adjudicadas a la empresa ‘Obras, Reformas y Saneamientos S.L.’ por un total de 1.171.888,13 euros, de los cuales el ente provincial financió un 78,53%. Además, para esta acción fueron destinados 100.000 euros del Plan Ayuntamientos 2017.

Durante la visita, Gregorio Agís aseguró que «es una obra muy relevante donde se ponen en valor una zona muy importante de A Guarda. También aquí era necesario acometer los servicios y hacer intervenciones de humanización y de movilidad peatonal». De este modo, los trabajos fueron desarrollados en dos tramos. El primero abarca desde el cruce con la calle Enrique María Sesto hasta el Hotel Convento de San Benito, mientras que el segundo incluye el camino que va desde lo cruce entre la PO-552 hasta la calle Enrique María Sesto.

El alcalde de A Guarda, Antonio Lomba, explicó: «Había tres ejes alrededor de los que giraba esta plaza, que eran la plaza Avelino Vicente, la entrada al Auditorio de San Benito y el espacio que queda enfrente al Hotel de San Benito». Además, añadió: «Yo creo que esta va a ser una ganancia para A Guarda. Donde antes había coches ahora va a haber espacios para que la gente y los niños disfruten».

Así, los objetivos principales de estas actuaciones eran mejorar las características monumentales y fortalecer la explotación como espacio público. «Se creó un espacio central realmente acorde al tipo de zona urbana que es. Creemos que este tipo de actuaciones son fundamentales para la seguridad ciudadana y para el desarrollo económico de estas zonas comerciales urbanas», aseguró el diputado de Infraestructuras durante la visita.

Por otra parte, se renovaron las instalaciones de abastecimiento, saneamiento, alumbrado público y se instaló mobiliario público con la finalidad de aumentar la integración de las personas con movilidad reducida y disminuir el impacto de la pegada de carbono de cara a la creación de ciudades y comunidades sostenibles, uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcados por la ONU dentro de la Agenda 2030.

 

«Esta calle es, para nosotros, un modelo. En ella se redujo muchísimo el tráfico; es totalmente accesible y flexible», subrayó el alcalde de la villa. Con todo, las aceras pasaron de ser de un metro escaso a ocupar todo el espacio público con una gran plataforma que permite que también puedan circular vehículos.

Finalmente, el diputado de Infraestructuras, Gregorio Agís, señaló que la inversión que hizo la Diputación en el ayuntamiento de A Guarda, asciende a más de siete millones de euros (7.187.066,73 euros), desde que Carmela Silva tomó posesión en el cargo de presidenta del ente provincial en primavera de 2015.