La Concejalía de Medio Ambiente de Redondela concluye una veintena de mejoras en el entorno de las playas

Compartir

El paseo de Cesantes estrenará papeleras, pintado de farolas y toldos en los bancos y en el acceso a los baños. Estas obras se acometieron gracias al ahorro alcanzado con el plan de recogida manual de algas. La Concejalía de Medio Ambiente de Redondela, dirigida por Roberto Villar, viene de finalizar una veintena de pequeñas actuaciones para mejorar el entorno de las playas del municipio, dando respuesta con muchas de ellas la diferentes reclamaciones vecinales. Todas estas obras se llevaron a cabo gracias al ahorro alcanzado con el plan de recogida de algas manual que supuso disponer de un presupuesto de entre 15.000 y 20.000 euros para desarrollar estas mejoras que ya pueden disfrutar los redondeláns y los visitantes a las playas de este municipio.

Entre las actuaciones acometidas, destacan las del paseo de la playa de Cesantes donde se instalaron toldos en varios bancos y en las entradas a los baños, se pintarán las 125 farolas del mismo y se sustituirán todas las papeleras. También en Cesantes se eliminaron los carteles informativos de marisqueo que estaban enterrados en el espacio de mar y se colocaron otros en tierra. También se acotó, con un vallado de cuerda, la duna de este arenal y, en la zona de los astilleros y en la del riachuelo, se extendió arena para mejorar las zonas de toallas.

En las zonas de La Mariña así como en las dunas de la zona de kitesurf de La Punta se procedió a la instalación de fuentes. También se mejoró el espacio contiguo al club de Remo con un ajardinamiento y bolardos para evitar que los coches aparquen en las aceras. En Arelalonga, la Concejalía dispuso una baranda de protección en los dos ríos, se mejoró una fuente en las duchas y se extendió una gabarra de arena para mejorar distintas zonas de este arenal y, en la playa de Antoñito, hubo una intervención en los accesos con la renovación del vallado.

También, entre los servicios que se pusieron en marcha este año en todos los arenales de Redondela, destaca la limpieza de las mesas de los merendeiros y la de los baños de las playas que están abiertos al público de día y noche.