Compartir

El Gobierno de la Diputación Provincial de Pontevedra, que preside Carmela Silva,  encargará de inmediato a una consultora externa especializada un informe “objetivo, riguroso e independiente” sobre la situación de las emergencias en la provincia ante el cuestionamiento expresado por la Xunta de Galicia del estudio del gerente del Consorcio Provincial Contra Incendios.

El informe de esta empresa especializada deberá «estudiar con el máximo rigor la situación del actual mapa de emergencias de la provincia de Pontevedra, de sus necesidades, y de analizar con todo tipo de datos el modelo que quiere aplicar el Gobierno de Núñez Feijóo, dada la falta de contenidos y datos objetivos que ofrece hasta el momento la propuesta del ejecutivo gallego».

De hecho, el Gobierno de Carmela Silva solicita un estudio «lo más exhaustivo posible» sobre la cobertura que ofrecería el modelo que pretende la Xunta y sobre las zonas de sombra que afectarían a varios ayuntamientos de la provincia, de las que ya informó al informe realizado por el gerente del Consorcio Provincial Contra Incendios.

Además, el trabajo encargado por la Diputación de Pontevedra a esta consultora especializada deberá incluir «un estudio económico en profundidad para conocer los recursos que serían necesarios a fin de saber realmente si el modelo anunciado por la Xunta sería efectivo y daría una solución objetiva a la actual problemática del mapa de emergencias. Esa evaluación de los costes económicos reales deberá añadir la posible necesidad de nuevos recursos humanos, recursos técnicos y materias, y de nuevas equipaciones.

Con esta medida el Gobierno de la Diputación quiere despejar las dudas sobre la viabilidad del modelo que pretende la Xunta de Galicia para la provincia de Pontevedra, un anuncio que hasta el momento «no va más allá de un simple enunciado ya que no presentó contenido alguno, ni informes que lo evalúen técnica y económicamente», señalan desde el organismo provincial

El ejecutivo provincial espera que el presidente de la Xunta se reúna con los alcaldes de Vigo y Pontevedra para analizar su propuesta de modificación del actual mapa de emergencias, «un mapa que fue diseñado por Alfonso Rueda y Rafael Louzán y que el propio vicepresidente reconoce como un fracaso cuando ahora intenta formular con humo su modificación».