La Diputación extiende a otros 24 ayuntamientos la gestión electrónica de las multas de tráfico

149
0
Compartir

La puesta en funcionamiento de la aplicación electrónica destinada a la agilización de la tramitación de denuncias por infracciones de tráfico llegará a más ayuntamientos de la provincia, además de Caldas de Reis y O Porriño donde ya se está desarrollando. La junta de Gobierno de la Diputación viene de aprobar el expediente de contratación para la implementación y puesta en funcionamiento de la misma en 24 nuevos ayuntamientos. La finalidad de esta aplicación es facilitar el uso de los teléfonos inteligentes como instrumentos de captura de denuncias de tráfico en aquellos ayuntamientos en los que el Servicio ORAL gestiona la tramitación de estas notificaciones.

Este contrato administrativo de servicios cuenta con un presupuesto de 98.554,50 euros, IVA incluido, de los que se beneficiarán doce ayuntamientos con ordenanza de regulación específica de sanciones y en otros doce sin ella. Además, en este presupuesto también se incluye una jornada de formación para los agentes de estos ayuntamientos, que tendrá lugar a comienzos del 2020.

La iniciativa de la institución provincial llegará de este modo a Baiona, Cambados, A Cañiza, Cangas, Cuntis, A Estrada, Gondomar, O Grove, Lalín, Meaño, Moaña, Mondariz, Mos, As Neves, Ponte Caldelas, O Rosal, Salceda de Caselas, Salvaterra do Miño, Silleda, Soutomaior, Tomiño, Tui, Vilanova de Arousa y A Illa de Arousa. Estos ayuntamientos se suman a los de Caldas de Reis y O Porriño, en los que este nuevo sistema ya está funcionando desde hace unos meses. Por lo tanto, serán un total de 26 ayuntamientos los que dispongan de esta aplicación.

La Diputación de Pontevedra tiene encomendadas las facultades de gestión y recaudación de las multas de tráfico así como el encargo de colaboración en la tramitación de los expedientes sancionadores en materia de tráfico por parte de los ayuntamientos de la provincia. A través de esta iniciativa la institución provincial continúa esforzándose por dotar de nuevos medios tecnológicos y servicios del siglo XXI a los municipios más pequeños.