Compartir

La nueva Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT) Río Minho, que reúne a la Diputación de Pontevedra y a los 16 ayuntamientos del bajo Miño y Condado-Paradanta junto con la CIM Alto Minho y diez câmaras del Norte de Portugal, acaba de obtener la autorización que faltaba para su nacimiento oficial.

Este nuevo organismo servirá de herramienta para la cohesión económica, social y territorial del contorno del Río Miño y, de manera particular, para solicitar fondos europeos para proyectos conjuntos.

El diputado de Cooperación Transfronteriza Uxío Benítez, impulsor de la nueva asociación, explicó que la CIM Alto Minho acaba de recibir el visto bueno del Secretario de Estado del Desenvolvimento y Coesão de la República Portuguesa para participar en el proyecto, lo que da vía libre a su constitución formal, ya que la autorización del Ministerio de Presidencia y para las Adminsitracións Territoriales por la parte española llegó a la Diputación el pasado año.

A futuro, el paso que resta para formalizar la AECT de manera definitiva será inminente, ya que en el próximo mes de febrero se celebrará la firma del acuerdo entre Diputación y CIM Alto Minho (los dos socios principales) y se firmarán los estatutos ante notario.

Segundo explicó Benítez, la aprobación de la AECT por parte de Portugal supone un paso adelante esperado desde hace meses. Subrayó su satisfacción y aseguró que existe un interés real para poner en marcha de manera inmediata el nuevo organismo de cooperación gallego-portugués después de tener hecho durante los últimos años «un trabajo de consenso que fructificará en la AECT y que permitirá dinamizar todo el territorio del Miño y ‘borrar’ la frontera».

Hay que recordar que los ayuntamientos de Pontevedra están apostando desde hace tiempo por aprovechar sinergias comunes con el Norte de Portugal, y la noticia AECT Río Miño permitirá trabajar codo a codo con más facilidad: será una entidad con personalidad jurídica que permitirá optar y gestionar fondos europeos de manera más ágil que hasta lo de ahora, promover y organizar acciones de cooperación del territorio de forma directa, así como servir de foro estable sobre el río Miño, en el que a día de hoy están implicadas muchas administraciones.

Los dos socios principales de la AECT serán la Diputación de Pontevedra y la CIM Alto Minho, entes bajo los que se reúnen 16 ayuntamientos pontevedreses (A Guarda, O Rosal, Oia, Tomiño, Tui, O Porriño, Salceda de Caselas, Salvaterra, Ponteareas, As Neves, Mondariz, Mondariz Balneario, Arbo, Crecente, A Cañiza y Covelo) y otros diez del Norte de Portugal. En total se abarcan 3.312 kilómetros cuadrados de territorio y 375.995 habitantes.