La población de mosquito tigre disminuye este verano

Compartir

Aprovechando el día internacional del mosquito, Anticimex realiza una revisión de la incidencia de los mosquitos tigre en España. La población de mosquitos de esta especie ha bajado este verano 2021. Aunque todavía se podrá experimentar un pico poblacional de cara a septiembre y octubre aprovechando las lluvias de finales de verano.

Anticimex, empresa especializada en control de plagas y sanidad ambiental, ha recogido datos sobre la incidencia de este tipo de mosquito, en general, la población ha bajado un 20% respecto al año pasado. Estas cifras se corresponden a zonas mediterráneas, donde el mosquito tigre tiene más incidencia.

La causa principal de esta disminución ha sido la escasez de lluvias de la primavera, que no ha favorecido la acumulación de agua y ha evitado focos de cría.

2020: un año atípico para el mosquito tigre

El año pasado aumentó la incidencia de esta especie de mosquito al principio de la temporada, durante los meses de junio y julio. Los expertos atribuyen este fenómeno a las altas temperaturas, las lluvias regulares y a los efectos del confinamiento.

El mosquito tigre, al igual que otros insectos, se ve muy condicionado por el clima. Podemos observar cómo desde su llegada a la península en 2004, la población no ha parado de crecer anualmente debido a los efectos del cambio climático. Y es que el calentamiento global es el factor determinante para que especies invasoras se adapten al clima, no solo porque cada vez las temperaturas medias son más altas, sino porque, además cada vez son más comunes las lluvias torrenciales que inundan grandes extensiones favoreciendo los focos de cría de estas especies.

Este aumento de las temperaturas también favorece que los virus que transmiten los mosquitos se repliquen con mayor facilidad y rapidez. Además, los expertos apuntan que cada vez más especies tropicales de mosquitos llegaran a nuestro territorio, las cuales pueden trasmitir enfermedades como el Dengue o el Zika.

Cómo monitorizar y cómo prevenir

Desde Anticimex se han instalado más de 200 trampas de mosquitos en distintas poblaciones del área mediterránea, mediante las cuales se monitorizan los huevos depositados por las hembras de mosquito tigre. Se trata de unos pequeños recipientes de color negro, con agua y un palito de madera sumergido, que se extrae cada 15 días, simulando un foco de cría ideal para esta especie. Estos recipientes permiten evaluar la cantidad de mosquitos en la zona y estimar la fluctuación de la población.

Mikel Bengoa, doctor en entomología y experto técnico en mosquito tigre de Anticimex, recomienda eliminar los posibles focos de cría de las zonas más cercanas a los jardines particulares, como platos de macetas, cubos, o cualquier otro recipiente que pueda acumular agua. Además, hace hincapié en la prevención personal mediante repelentes cutáneos, “los repelentes de mosquitos recomendados por la OMS son aquellos que contienen DEET, Icaridine o IR3535”.

La compañía experta en el control de mosquitos destaca tres aspectos clave para una buena acción contra los mosquitos: monitorizar, tratar y concienciar.