Compartir

El alcalde avanzó esta mañana que a mediados de junio comenzará la reforma de la Gran Vía -entre María Berdiales y Venezuela- con 200 metros de recorrido en el que se instalarán rampas que facilitarán la movilidad y la eficiencia energética.

Con un presupuesto de 5,1 millón de euros, se incluirán espacios abiertos de descanso, se reordenará el tránsito, además de renovar las redes de saneamiento, pluviales, abastecimiento, riego, alumbrado, pozos y conexiones con edificios. En declaraciones a los medios, Caballero también aludió a la humanización de la rúa Coutadas, que comenzará a finales de esta semana, con un presupuesto de medio millón de euros.

Otros trabajos que se iniciaron estos días son los sondeos arqueológicos de García Barbón (entre Rosalía de Castro e Isaac Peral). La humanización de esta nueva fase de la calle incluye la renovación de la pavimentación, de las canalizaciones, además de nuevo mobiliario urbano.

Tal y como recordó el regidor, esta obra no recibió el visto bueno de Patrimonio debido a la intención del gobierno local de sustituir la escultura de la rotonda, una decisión no justificada, dijo el regidor, habida cuenta de que esa escultura se creó para otro espacio y vino trasladada de otra zona de la ciudad. Una vez superados estos obstáculos, el objetivo a proseguir con la reforma de García Barbón, en el tramo que va desde Isaac Peral hasta Sanjurjo Badía.

El regidor dio cuenta, su vez, del inicio ayer de las obras en Luis Taboada, mientras que las de Carral y Vitoria arrancarán la semana que viene. El Ayuntamiento sustituirá el adoquín de estas calles, -que fueron mal humanizadas por gobiernos anteriores- por un asfalto más resistente y anti ruido, siguiendo el modelo de la plaza Compostela.