Compartir

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, informó esta mañana, durante una reunión mantenida con el presidente de la Mancomunidad del Salnés, Gonzalo Durán, de la licitación de las obras de refuerzo de firme localizado en las carreteras VG-4.2 y VG-4.3 a su paso por los ayuntamientos de Ribadumia, Cambados, Vilanova y Vilagarcía de Arousa.

Los trabajos de refuerzo del firme afectarán a estos cuatro ayuntamientos, ya que la VG-4.2 discurre por Ribadumia y Cambados y la VG-4.3 por Cambados, Vilanova y Vilagarcía de Arousa. El plazo de ejecución de la obra es de cuatro meses y el presupuesto supera los 854.000 euros.

Se trata de dos vías de características similares, con una sección tipo de calzada única con un carril por sentido de 3,70 metros de ancho y un arcén de otros dos metros, y que dispone de cunetas de seguridad.

En la primera de estas dos carreteras se actuará a lo largo de 4,39 kilómetros, extendiendo una nueva capa de rodadura en toda la sección. La obra será complementaria de la que ya se realizó en otoño del año pasado y con la que se realizaron reparaciones localizadas para reparar las zonas deformadas.

En relación a la VG-4.3, se actuará en toda la carretera, a lo largo de 8,19 kilómetros, extendiendo una nueva capa de rodadura en toda la sección, una vez eliminados los deterioros existentes mediante fresado y reposición.

Tal y como explicó Cores Tourís, debido al elevado volumen de tráfico con el que cuentan ambas carreteras, no está previsto el corte completo de la calzada mientras duren las obras y se llevará a cabo el desvío del mismo por itinerarios alternativos, con cortes parciales de carril con regulación semafórica.