Compartir

La Xunta de Galicia le demandó hoy al alcalde de Vigo que evite actuar en contra de los intereses de la ciudad y garantizó la colaboración del Gobierno gallego si el Ayuntamiento asume su deber de impulsar la mejora de los accesos a la urbe.

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, la conselleira de Infraestructuras e Vivenda, Ethel Vázquez, y el delegado territorial de la Xunta en Vigo, Ignacio-López Cháves, mantuvieron hoy una reunión con la directiva de la Asociación Provincial de Transportes Discrecionales de Mercancías de Pontevedra (Asetranpo), que preside Ramón Alonso.

En la reunión, los representantes del Gobierno gallego trasladaron su gran preocupación por la decisión anunciada por el alcalde de Vigo, Abel Caballero, de prohibir el tránsito de camiones por la calle Sanjurjo Badía a partir del próximo mes de febrero.

Esa medida, que el Ayuntamiento de Vigo pretende adoptar de forma unilateral y sin ofrecer alternativas para la circulación, supondrá un gran perjuicio para las empresas que operan en la zona portuaria, ya que se obligará a los camiones a pagar el peaje de la autopista y a dar un rodeo que aumentará considerablemente los tiempos de recorrido.

Ante esta situación, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y la conselleira de Infraestructuras e Vivenda, Ethel Vázquez, lamentaron que el Ayuntamiento esté dispuesto a poner en marcha una medida que atenta de forma tan directa contra los intereses de la ciudad, y que lo haga para no asumir sus responsabilidades como Administración local.

En ese sentido, hace falta tener en cuenta que se trata de una actuación sobre vías municipales, y por lo tanto de competencia del Ayuntamiento, por lo que este debe ponerse al frente en la búsqueda de soluciones.

El vicepresidente de la Xunta rechazó que el Ayuntamiento ejerza sus competencias para crear un problema y pretenda que otras administraciones acerquen soluciones a pesar de que estas pasen de forma incuestionable por la competencia municipal.

Los representantes del Gobierno gallego reiteraron su plena disposición a colaborar en la remodelación de los accesos urbanos de Vigo y recordaron que ya la Xunta ya se dirigió al Ayuntamiento en relación con este asunto, encontrando siempre una falta de voluntad de la Administración local para asumir su responsabilidad.

Asimismo, en la reunión les trasladaron a los transportistas el compromiso adquirido para trabajar conjuntamente con el Ministerio de Fomento en la búsqueda de fórmulas para actuar en el peaje entre Vigo y Redondela, que tiene un fuerte impacto en el sector.