Compartir

La directora xeral de Familia, Infancia e Dinamización Demográfica de la Xunta de Galicia, Amparo González Méndez, insistió ayer en la importancia que tienen las Casas Nido para el fomento de la conciliación en los ayuntamientos rurales. Así lo apuntó durante una visita a la Casa Nido Pequeñitos de Dozón, un servicio gratuito para las familias de esta localidad pontevedresa que en la actualidad atiende la cinco niñ@s en horario de 8:00 a 16:00 horas y que abrió sus puertas el pasado mes de abril.

Durante su recorrido por las instalaciones, la directora xeral hizo hincapié en que el Gobierno gallego seguirá extendiendo las Casas Nido para crear una red más amplia de recursos de conciliación en el rural gracias a la tercera convocatoria de estas ayudas para otorgar otras 15 subvenciones para el desarrollo de otros tantos proyectos y que permanecerá abierta hasta el próximo lunes 3 de septiembre. En su conjunto, entre las dos primeras convocatorias de 2016 y 2017 y la nueva orden de ayudas la Xunta invertirá 6,1 millones de euros que harán posible a existencia de un total de 61 Casas Nido.

Amparo González señaló que el impulso de este programa en el ámbito de la conciliación «es una muestra de la inequívoca apuesta de la Xunta de Galicia por que nos municipios rurales existan los mismos recursos que en las ciudades», nombradamente en el ámbito de la familia y la infancia. Asimismo, apuntó que también «constituye un apoyo a las personas emprendedoras en localidades de carácter rural que con proyectos como este dan respuesta a una demanda como es el cuidado de los más pequeños y a las necesidades de conciliación».

Hace falta señalar que las Casas Nido constituyen un recurso gratuito para las familias que residen en ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes en los que no exista ningún otro recurso de atención continuada a la infancia. Esta medida forma parte de las propuestas que se contemplan en el Programa de apoyo a la natalidad (PAN Galicia) que la Consellería de Política Social está desarrollando desde finales de 2015 con acciones como la Tarjeta Bienvenida, el Bono Concilia y el Bono Cuidado, la apertura de nuevas escuelas infantiles –con especial atención a los polígonos empresariales e industriales- o el incremento de plazas 0-3 años sostenidas con fondos públicos. El compromiso de la Xunta es que en el año 2020 todos los ayuntamientos de Galicia tengan, como mínimo, un recurso de conciliación.