Compartir

«Ofrecemos para España una solución de Estado», así lo ha asegurado en la mañana de ayer martes las diputadas gallegas de Ciudadanos (Cs), Beatriz Pino y María Vilas, tras anunciar el presidente de la formación liberal, Albert Rivera, que está dispuesto a facilitar la investidura de Pedro Sánchez, siempre y cuando se cumplan cada una de las tres condiciones planteadas esa misma mañana.

Las diputadas gallegas han destacado, en una rueda de prensa que han comenzado condenando y expresando su tristeza ante ese triple asesinato de violencia machista ocurrido en Valga, que su formación ha planteado no ser el problema de España, si no ser parte de la solución. «A 36 horas de que Sánchez nos lleve al límite, planteamos ir de la mano con Casado para ofrecer una solución de Estado, no de partido», ha destacado Beatriz Pino.

Las diputadas gallegas han insistido en que «Sánchez ha fracasado. Llevan meses peleándose por los sillones, haciéndonos perder el tiempo y el dinero. Unas nuevas elecciones nos costarían a todos los españoles 175 millones de euros», ha insistido Pino.

Beatriz Pino ha asegurado que el «fracaso de Sánchez no puede suponer el fracaso de España. Esto se pude solventar en 30 minutos, si Sánchez dice sí a estos compromisos». Por su parte, María Vilas ha insistido en que «no podemos seguir viendo este espectáculo. Si Sánchez es el problema, Cs quiere ser parte de la solución».

Para finalizar, las diputadas gallegas han recordado que en Ciudadanos «estamos preparados para nueva cita electoral a pesar de que nos cueste 175 millones de euros. Siempre hemos salido reforzados de todos los comicios».