Las obras del mirador del Pozo do Inferno en el ayuntamiento de Crecente están ya finalizadas

La Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio destinó casi 25.000 euros a esta actuación

943
0
Compartir

La Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio finalizó las obras de construcción de un nuevo mirador en el Pozo do Inferno, en el Ayuntamiento de Crecente; al que se destinaron casi 25.000 euros.

Esta actuación también incluyó el acondicionamiento y mejora de los accesos, con la instalación de escaleras y pasarelas de madera desde la carretera hasta el mirador y la señalización del zona.

Las obras, que cuentan con recursos del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural, pretenden poner en valor la zona del río Ribadil, que presenta una vegetación caracterizada por la presencia de robles, alcornoques, laureles, sauces y otras especies típicas de los bosques de ribera.

La directora xeral de Patrimonio Natural Ana María López Díaz,  que visitó esta mañana la actuación, recordó que en el Pozo do Inferno situado en la parroquia de Vilar,  en los últimos años se llevaron a cabo diversas actuaciones para poner en valor el patrimonio natural del ayuntamiento de Crecente, como las obras de mejora del sendero, con apertura de caja y adecuación del firme, instalación de escaleras y pasarelas de madera y recuperación del bosque de ribera.

López Díaz, destacó que la creación de rutas naturales, junto con su acondicionamiento y señalización contribuye al desarrollo y dinamización del medio natural, proporcionando al público en general información de los valores naturales de los lugares por los que discurren estas rutas.

La práctica de actividades en contacto directo con la naturaleza tiene uno de sus mayores exponentes en el senderismo. Las rutas de senderismo discurren en la mayoría de los casos por lugares de alto valor natural, por lo que la recuperación y acondicionamiento de este patrimonio natural contribuye a la mejora del carácter de utilidad pública de este espacios, además de crear oferta en el sector rural y la potenciación de un modelo de desarrollo sostenible.

En este caso concreto, el mirador del Pozo do Inferno está integrado en el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) del bajo Miño, que engloba toda el margen gallego del río Miño, incluyendo sus riberas, desde la presa de Frieira hasta la desembocadura en A Guarda.

El río discurre sin embalsar a lo largo de todo este tramo. En el espacio Red Natura también se incluye parte de los cursos de varios ríos, entre los que se encuentra el Ribadil a su paso por el ayuntamiento de Crecente.

Ana María López Díaz destacó el esfuerzo de la Consellería de Medio Ambiente por apostar por este tipo de actuaciones, que cumple con el objetivo de recuperar espacios naturales y de su puesta en valor, con el fin de que el conjunto de la sociedad disfrute de los paisajes de esta área gallega.