Líneas de ayudas de hasta el 50% a empresas de cultivos marinos

Compartir
La conselleira del Mar visitó las instalaciones de preengorde de moluscos que la empresa Venerupisgal tiene en el polígono bateeiro A Pobra do Caramiñal B

Galicia financia hasta el 50% de la inversión de cerca de un centenar de proyectos de mejoras en las empresas de cultivos marinos.

La Xunta destina más de 4,7 millones de euros en ayudas a unas iniciativas que superarán los 11 millones de euros de inversión total con el objetivo de mejorar la producción, la eficiencia energética y la labor de las firmas acuícolas.

El Ejecutivo gallego también aprobó este año seis proyectos de investigación de organismos científicos o técnicos por importe de 900.000 euros para fomentar el desarrollo tecnológico y la innovación en el ámbito de los cultivos marinos.

La titular de Mar recuerda que también están en tramitación las aportaciones para compensar las pérdidas de ingresos en las que incurrió el sector en 2020 a consecuencia de la alerta sanitaria por el coronavirus y que cuentan con un presupuesto de 3,5 millones de euros.

Rosa Quintana destaca que todos estos apoyos buscan impulsar la producción del sector, mejorar sus instalaciones y aumentar su competitividad.

La conselleira del Mar, Rosa Quintana, visitó hoy las instalaciones de preengorde de moluscos que la empresa de cultivos marinos Venerupisgal tiene en el polígono bateeiro A Pobra do Caramiñal B para conocer las mejoras introducidas en estas infraestructuras al amparo de las ayudas concedidas por la Xunta de Galicia con el objetivo de impulsar la producción del sector.

La titular de Mar destacó que el Ejecutivo gallego aprobó en la convocatoria de este año cerca de un centenar de proyectos por un importe global de ayuda de algo más de 4,7 millones de euros y que estas actuaciones implicarán una inversión total de más de 11 millones de euros pues la Administración gallega subvenciona hasta el 50% de los gastos en los que incurren las empresas.

Estos apoyos, cofinanciados por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), tienen como finalidad mejorar la producción, la eficiencia energética y la labor de las empresas acuícolas y tienen como potenciales beneficiarios a los bateeiros, cofradías de pescadores y acuicultores que promuevan una actividad sostenible, titulares de establecimientos de acuicultura situados en las zonas terrestre, marítimo-terrestre o marítima que tengan sus instalaciones en la comunidad.

La conselleira del Mar, que estuvo acompañada por la directora general de Pesca, Acuicultura e Innovación Tecnológica, Mercedes Rodríguez, explicó que la empresa Venerupisgal recibió desde 2009 más de 160.000 euros de ayuda de la Xunta en distintas convocatorias que le permitieron mejorar sus instalaciones y equipaciones. Su actividad, incidió Rosa Quintana, se centra en el preengorde de especies como la almeja babosa, fina y japonesa, ostra plana y rizada o vieira, algunas de ellas fundamentales para las siembras que se realizan en los bancos marisqueros de la comunidad para su recuperación.

La titular de Mar recordó que además de esta línea de ayudas la Xunta también aprobó seis proyectos de investigación de organismos científicos o técnicos para fomentar el desarrollo tecnológico, la innovación y la competitividad en el ámbito de los cultivos marinos, con un apoyo de cerca de 900.000 euros, y que está en tramitación a convocatoria de aportaciones para las empresas que registraron caídas de ingresos en 2020 a consecuencia de la alerta sanitaria por el coronavirus.
El Ejecutivo gallego destina a esta última medida un presupuesto de 3,5 millones de euros para compensar hasta el 50% del descenso en la facturación sufrido por las empresas acuícolas entre el 1 de febrero y el 31 de diciembre de 2020 siempre y cuando sea de por lo menos un 20% en relación con los ingresos medios para el mismo período en los tres años anteriores -2017, 2018 y 2019-. El importe máximo de ayuda por beneficiario es de 200.000 euros.
Todos estos apoyos, destacó la titular de Mar, son fundamentales para impulsar el crecimiento de la actividad en Galicia y para garantizar la competitividad de las empresas. Por eso, añadió, es fundamental invertir de manera constante en la modernización de las instalaciones y en la adquisición de nuevas equipaciones y tecnología avanzada.

 

Venerupisgal

Esta empresa con sede en Boiro cuenta con dos bateas y una plataforma experimental en el polígono de A Pobra do Caramiñal B para el preengorde de almeja babosa, fina y japonesa, ostra plana y rizada y vieira consiguiendo una producción anual de 20 millones de unidades para el conjunto de especies cultivadas. La ayuda de cerca de 22.000 euros que le fue concedida en el marco de la convocatoria de aportaciones de este año tiene como objetivo modernizar la embarcación auxiliar Venerupis mediante la instalación de distintas equipaciones tecnológicas nuevas como un radar o una sonda, entre otros.