Compartir
Foto Vitrasa

A partir de las diez y media de la noche y hasta las seis y media de la mañana todas las mujeres y resto de usuarios del transporte público de la ciudad que por sus circunstancias lo soliciten podrán indicarle al conductor del autobús urbano donde quieren bajarse, en cualquier lugar de la ruta. Así lo señalo está mañana el alcalde Abel Caballero

El Ayuntamiento pondrá en marcha esta medida en toda la flota de la ciudad a partir del próximo viernes 16 de febrero con el objetivo de incrementar la seguridad de las mujeres en los trayectos nocturnos ya que podrán bajarse del autobús a demanda en cualquier momento del trayecto empleando la puerta delantera para evitar riesgos de tráfico.

Este servicio -prestado y gestionado por Vitrasa– funcionará a diario a partir de las diez y media de la noche en todas las líneas y también en las tres nocturnas: N-1, N-2 y N-3.