Compartir

La directora xeral de Comercio e Consumo, Sol Vázquez Abeal, mantuvo hoy en Santiago una reunión con los gerentes de los centros comerciales abiertos (CCA) de Galicia para abordar las nuevas tendencias del comercio y su futuro, así como los retos en la nueva era de la digitalización.

Vázquez en la reunión ratificó el apoyo de la Xunta al sector destacando que los centros comerciales abiertos son una herramienta clave para seguir impulsando en la Comunidad gallega el comercio de cercanías.

En este sentido, la directora xeral avanzó que se resolverán en próximas fechas las ayudas de la Administración autonómica para impulsar la competitividad del comercio destinadas a centros comerciales abiertos, asociaciones de placeros y federaciones. En palabras de Vázquez Abeal, el objetivo de estos apoyos es impulsar el papel dinamizador del comercio en la actividad de los pueblos y ciudades a través de iniciativas que permitan atraer clientela y mejorar los servicios que se ofrecen a los consumidores. En total se destinarán 2,5 millones de euros.

En concreto, son 2 millones de euros para la línea dirigida a centros comerciales abiertos para proyectos que incidan en la dinamización comercial, fidelización, señalización externa o mejora de la competitividad comercial, entre otros. Las ayudas oscilan de los 22.240 a los 40.000 euros. También se dirigen a asociaciones de placeros que, además de proyectos de fidelización, señalización, dinamización y competitividad, podrán desarrollar iniciativas relacionadas con la mejora de instalaciones y equipaciones con ayudas de hasta un máximo de 9.800 euros.

La segunda línea, a la que se destinan 500.000 euros, está dirigida a asociaciones de ámbito superior al municipal o federaciones para la revitalización del comercio de cercanías y la incentivación del consumo a través del tique de dinamización comercial. En este caso, los apoyos van de los 9.100 a los 49.000 euros.

Gracias a estas líneas de apoyos, el pasado año 2017, se beneficiaron un total de 51 centros comerciales abiertos, 28 asociaciones de plazas de abastos y 16 federaciones -que suponen más de 5500 comercios- para desarrollar cerca de 750 actuaciones.

Desde 2009, la Consellería de Economía, Emprego e Industria ha destinado, a través de estas ayudas, cerca de 30 millones de euros como muestra del compromiso del Gobierno gallego con el asociacionismo comercial, una de las prioridades del Plan estratégico de impulso al Comercio de Galicia que dedica 70 millones de euros hasta 2020 a modernizar e incrementar la competitividad del comercio de cercanías gallego con 55 acciones específicas articuladas alrededor de tres grandes retos: afianzar un sector comercial renovado; impulsar el smart commerce y el comercio electrónico; y potenciar el comercio excelente.