Compartir

Agentes del Servicio de Guardacostas de Galicia, dependiente de la Consellería do Mar, requisaron más de una tonelada de pescado y marisco, 5.400 metros de aparatos de enmalle, 69 útiles de pesca y cuatro embarcaciones en diversos controles realizados en los últimos días.

La ría de Corcubión fue la zona en la que se registraron más decomisos. Allí los agentes requisaron más de 431 kilos de distintas especies de pescado y marisco, 350 metros de artes de enmalle y cuatro embarcaciones. El control más relevante fue realizado en Lira. En él los agentes se aprehendieron de las cuatro embarcaciones y de 420 kilos de erizo. Este decomiso se realizó puesto que las embarcaciones estaban faenando en una zona prohibida.

Además, en la Costa da Morte se desarrollaron otras actuaciones que se saldaron con la aprehensión de más de 136 kilos de diversas especies, 67 aparatos de pesca y 2.500 metros de artes de enmalle. El dispositivo más importante se hizo en la playa de Traba, en Laxe. Allí los agentes requisaron los aparatos de enmalle y 40 kilos de centollo y 30 de raya.

Diversas zonas de A Coruña también fueron objeto de inspecciones de guardacostas. Así, los agentes se hicieron con 150 kilos de erizo en Neblina y 43 kilos en O Portiño. El erizo se decomisó puesto que carecía de identificación. Además, en la ría de Ares también se decomisaron otros 100 kilos de erizo.

Los guardacostas también realizaron una actuación en la ría de Muros y Noia que resultó con la incautación de una nasa sin identificar y con el decomiso de los más de tres kilos de centollo que contenía. Además, en la ensenada de Ferrol se requisó un palangrillo.

La ría de Vigo también fue escenario de distintos operativos en los que se requisaron alrededor de 145 kilos de pescado y marisco y 600 metros de artes de enmalle. Uno de ellos, realizado en la zona de Tui, se saldó con la incautación de 60 kilos de pulpo de talla antirregulamentaria, 43 kilos de lubina y siete de percebe. Además, en la ría de Pontevedra, concretamente en Marín, los guardacostas se incautaron de tres kilos de centollo ovada, uno de nécora, uno de faneca y 500 metros de aparatos de enmalle.

Por otra parte, en la ría Arousa, los guardacostas también realizaron distintos controles en los que requisaron 1.450 metros de artes de enmalle en Corrubedo, con más de 15 kilos de pulpo en el puerto de Aguiño, con casi un kilo de almeja en la zona de Ancados y con más de otro kilo de mezcla de bivalvos en Barraña.