Núñez Feijóo, participó esta tarde en Vigo en la ceremonia de botadura del ‘Bélgica’

123
0
Compartir

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, animó hoy en Vigo al sector naval gallego a seguir apostando por la innovación como base de su competitividad. Al respecto, destacó a la botadura del buque oceanográfico Bélgica como un ejemplo más del carácter estratégico del sector, que seguirá comprometido con la formación para mejorar la calificación de la industria naval.

En este ámbito, los cursos continuarán centrándose en campos como el montaje, la robótica, la gestión de producción o la inspección, prestando una atención específica a la formación en nuevas tecnologías y a la Industria 4.0. Y estarán dirigidos, especialmente, a las personas desempleadas que, a través de las Unidades formativas en las empresas, recibirán una formación a la carta acorde a las profesiones más demandadas del sector.

Esta línea, que contará con incentivos a la contratación, se une a otra destinada a personas ocupadas: serán 1.440 los empleados que podrán beneficiarse de los cursos impartidos por entidades de formación y empresas vinculadas al sector, para mejorar sus capacidades.

En la actualidad, Galicia cuenta con cerca de 40.000 trabajadores asociados al naval y a la industria auxiliar, la mejor cifra de afiliaciones de los últimos cinco años. «Estamos a falar dun sector estratéxico para a Comunidade cun peso sobre o PIB do 4,3%», abundó Feijóo, resaltando también su elevadísima internacionalización, con el 92% de los contratos firmados con armadores extranjeros.

En esta línea, hace falta destacar que en el tercer trimestre de 2019, la cartera de pedidos en vigor en los astilleros gallegos sumaba 27 buques de un total de 49 contratos en España, liderando el sector naval de España con el 55% de la cartera de pedidos y el 60% de la carga de trabajo ponderado. Un liderazgo que se mantiene en la actualidad, con 24 buques en cartera por un valor conjunto de 1.200 millones de euros.

A lo largo del acto de botadura, Feijóo aseveró que el prestigio de Freire y del propio naval gallego fueron fundamentales en la consecución de este buque oceanográfico que, con un presupuesto de 54 millones y con más de 70 metros de eslora, servirá para realizar estudios en pesquerías, biología, geología, etc.

El presidente del Gobierno gallego valoró también los nuevos retos que ya están en el horizonte de este astillero, que cuenta con dos barcos más en cartera: un buque atunero que forma parte del acuerdo firmado con el grupo Calvo; y un minicrucero de exploración que, con más de 110 metros de eslora, será el más grande fabricado en España.

Feijóo concluyó incidiendo en que la botadura de este buque, así como la cartera de pedidos con los que cuenta este astillero son un claro ejemplo del peso del sector naval gallego, que cuenta con la segunda cartera de pedidos de Europa, solo por detrás de Holanda.