Compartir

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, destacó hoy los galardonados con los premios Pontevedreses del año 2017 como la prueba de que Galicia es prolífica en valores cívicos, en grandes aventuras empresariales y en grandes labores institucionales. De que Galicia nace todos los días, de que es una realidad dinámica e integrada en la que no existen esfuerzos superfluos.

Durante el acto, Feijóo aseveró que todos ellos son un ejemplo de que la excelencia no es algo excepcional en la Comunidad, sino que ya se convirtió en algo habitual, dejando muy lejos los tiempos en que se hablaba en singular de los gallegos distinguidos que tenían que superar las adversidades de su entorno para destacar. «Nuestra sociedad y nuestra economía no son handicaps que hay que superar, sino un hábitat que estimula la innovación, el emprendimiento y el compromiso social», dijo.

De este modo, destacó la trayectoria del premiado Carlos Valle, director del Museo de Pontevedra y comisario de exposiciones ‘inolvidables’ y patrón de muchas instituciones de nuestra cultura; y los éxitos del Poio Pescamar, recordando que aquellos pioneros que fundaron el Ateneo Combarro «lucharon contra rivales deportivos y también contra alguna incomprensión social que hoy puede sorprender a los más nuevos».

De la premiada Beatriz Herranz subrayó que es una «peregrina del viento que hace compatible a poesía con la que podríamos llamar diplomacia cultural en el Instituto Cervantes». Y de la empresa Marfrío, afirmó que forma parte de esa economía gallega internacionalizada que vino en la expansión su oportunidad. «Marfrío es líder europea en la elaboración y comercialización de pescados y mariscos congelados y cuenta con seis distinciones del Instituto Internacional de Sabor y Calidad», precisó.

Asimismo, aseveró que los alumnos y docentes de la Facultad de Bellas Artes tienen la suerte de trabajar en un lugar en el que se puede aprender la importancia del arte para configurar una ciudad.

Por último, Feijóo exaltó el trabajo de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer de Pontevedra, una asociación que tiene el premio silencioso de los pacientes que atiende, a lo que se suma la merecida consideración de Pontevedrés del año.