Compartir

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, visitó esta mañana el ayuntamiento de Campo Lameiro con el objetivo de analizar, junto al alcalde de la localidad, Julio Sayáns, los proyectos ejecutados a través del Fondo de Compensación Ambiental de la Consellería de Presidencia que permitieron dotar de servicios urbanos de abastecimiento y saneamiento de aguas a tres núcleos poblacionales de este ayuntamiento.

De este modo, Campo Lameiro destinó casi 39.000 euros la este proyecto, de los cuáles fueron subvencionados el 80%, con el objetivo de dotar de saneamiento a los lugares de Painceiros, Couso y Moraño.

«Con este proyecto se pretendió mejorar y sustituir alguna de las infraestructuras de los sistemas de depuración instalados en diversos lugares del ayuntamiento, como consecuencia del suyo deterioro e insuficiencia, controlando así los vertidos y eliminando los riesgos medioambientales», explicó Cores Tourís.

En el lugar de Painceiros el sistema de depuración constaba de un pretratamiento y de uno compacto fosa-filtro que se encontraba muy deteriorado y sin posibilidades de arreglo, por lo que se optó por el relevo total del sistema existente instalando un nuevo dimensionado para 100 habitantes.

En el caso del lugar de Couso, el sistema anterior que contaba con filtro biológico y decantadores secundarios de hormigón armado prefabricado tenía varias deficiencias que pudieron ser solucionadas mediante la introducción de ciertas mejoras para suyo correcto uso, como una arqueta con reja de duele de acero inoxidable, cambio del filtro biológico e instalación de un repartidor estático.

Finalmente, en el lugar de Moraño, el sistema de depuración constaba de un pretratamento con fosa filtro compacta en poliéster que no permitía que se alcanzaran los valores exigidos, por lo que se instaló una arqueta con reja de debaste de acero inoxidable para retirar sólidos gruesos.

El delegado territorial de la Xunta de Galicia recordó que ya fue publicada la nueva orden de Infraestructuras y Fondo de Compensación de la Consellería de Presidencia para este año, y que superará entre ambas los 13 millones de euros.

La Xunta de Galicia destinó el año pasado un total de 11 millones de euros, a los ayuntamientos gallegos, en los líneas diferenciadas. La línea en concurrencia no competitiva está destinada la aquellos ayuntamientos que albergan en su territorio instalaciones de aprovechamiento eólico, que tiene una cuantía global de 7,7 millones, beneficiándose 16 ayuntamientos pontevedreses con una ayuda total de 545.000 euros.

Por su parte, a la línea competitiva, en la que se encontró el año pasado el proyecto visitado hoy en Pontecesures, pudieron optar la totalidad de las entidades locales gallegas que cuentan con proyectos medioambientales ajustados a la convocatoria, con un presupuesto de 3,2 millones de euros, de los cuales, en la provincia de Pontevedra se beneficiaron 17 ayuntamientos con un total de 760.000 euros.

El Fondo de Compensación Ambiental es una iniciativa que el Gobierno de la Xunta puso en marcha en 2010 y que permitió que por vez primera los ayuntamientos gallegos pudieran beneficiarse directamente de la explotaciones eólicas, puesto que las actuaciones que se realizan son financiadas a través del canon eólico.

Además, este Fondo refleja un triple compromiso de la Xunta: con el medio ambiente -está dirigido a actuaciones ambientales-, con las haciendas locales, ya que representa un importante ingreso para las arcas municipales; y por último con el reequilibrio territorial, ya que la mayoría de los ayuntamientos beneficiados se encuentran en zonas rurales del interior de Galicia.

Y dentro de la apuesta de la Xunta de Galicia por la mejora de los servicios en los ayuntamientos del rural, el delegado territorial también aprovechó la visita para analizar con el alcalde del municipio el proyecto que está redactando Augas de Galicia para ejecutar el saneamiento de la parroquia de Fragas, en concreto, en los lugares de Reboredo, Mullerboa, Cerdeiras y Fontenla, en el que se invertirá más de un millón de euros, beneficiando la más de 200 viviendas.