Compartir

La mejor prueba para ciclistas aficionados de Galicia, por historia y tradición, está en marcha bajo la organización del Club Ciclista Vigués, el patrocinio municipal ya está listo para celebrarse este fin de semana, con jornada vespertina el sábado (16:30, Areal) y matutina el domingo (9:30, de Puerta del Sol a O Castro).

El pelotón gallego en bloque, que se medirá a asturianos y a castellano-leoneses, a la espera de cerrar la participación de un equipo portugués a última hora, reunirá en el eje Areal-Puerta del Sol-O Castro a más de 350 ciclistas de todas las edades, desde principiantes a sénior (Élite y Sub-23), de los que unos 90 disputarán la categoría absoluta.

La cita de este año reúne a ciclistas de España, Portugal, Colombia, Venezuela, Italia, Gran Bretaña o Polonia y la más de 40 clubes, garantizando dos jornadas de espectáculo en un circuito urbano que se repite por cuarto año consecutivo en Areal.

Confirmada la presencia de equipos de Asturias (el Ciudad de Oviedo y el PCM Team Kuota, también de Oviedo, y el ACD Cares Deva gijonés), entre los dos días se acumularán hasta cinco pruebas diferentes, lo que provocará variedad y emoción. Desde el club que preside Carlos Vidal se apunta como favorito al grupo deportivo del Kuota ovetense, que está realizando una magnífica temporada.

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, acompañado por el concejal de Deportes, Manel Fernández, dio este jueves el pistoletazo previo recibiendo a un grupo de jóvenes valores del Club Ciclista Vigués (Diego, Samuel, Quique, Irene, Nacho y Lucas), además de a representantes de la directiva y a Ramón Troncoso, en representación de la Federación Galega de Ciclismo. El regidor, que departió con los corredores, los animó en la inmediata competición y posó con el grupo, al que deseó suerte el fin de semana.

El 46º Ciudad de Vigo, que mantiene su cartel de Díptico de Galicia, está formado por dos intensas jornadas, la primera el sábado con tres retos, uno de fondo (20 vueltas al circuito de un kilómetro entre la estación de ferrocarril y el antiguo Rectorado) y otro de sprints (quince vueltas, con sprint cada tres) para acabar con la carrera de eliminación (dos ciclistas fuera cada vuelta hasta que con diez u once se caen de uno en uno). El sábado, además, Areal se convertirá en un gigantesco circuito también para principiantes (gymkana), alevines, infantiles, cadetes y júnior.

El domingo, también para Élite y Sub-23 (y cadetes, júniores y féminas), turno para los escaladores primero (crono-escalada entre Puerta del Sol y O Castro) de 3,5 kilómetros (9:30 horas), para después (12:00) batallar en la exigente subida desde Plaza del Bicentenario (cruce de Camelias con Venezuela) al monte del Castro por Marqués de Alcedo y Manuel Olivié, dando varias vueltas al circuito Paseo de los Cedros-Paseo Cronista Álvarez Blázquez (quince para los Élite y Sub-23 y cinco para cadetes, júniores y féminas).