Compartir

El candidato a la Alcaldía de la Marea de Vigo, Rubén Pérez, propone la puesta en marcha de un Plan de lucha contra la pobreza y dedicar en los Presupuestos más recursos para que el gasto social por habitante llegue a los 100 euros, para que Vigo deje de estar a la cola de Galicia

La justicia social es uno de los ejes principales del modelo de ciudad que propone la Marea de Vigo hacia el próximo mandato municipal ya que «é un asunto que foi completamente esquecido e agochado por Caballero porque non se corresponde co seu delirio de cidade idílica e irreal», manifestó ayer Rubén Pérez.

Para el candidato de la Marea de Vigo, «as políticas de espectáculo e lucerío» de los últimos años son «ofensivas nunha cidade na que a crise acentuou as desigualdades e fixo que o índice de persoas en risco de pobreza aumentara ata ser o 21 por cento da poboación».

Rubén Pérez fue muy crítico con el hecho de que alcalde no acudiese al debate entre personas candidatas en la Televisión de Galicia, y destacó que quién fue en su lugar tuvo que recurrir al programa de becas de inglés cómo única medida social destacable del gobierno local

Esto sucede en una ciudad que está en el puesto número seis entre las siete principales ciudades de Galicia en gasto social por habitante. Para Marea de Vigo, los Presupuestos deben garantizar que se destinen a este fin cien euros por habitante. Por su parte, la número dos de la candidatura de la Marea de Vigo, Oriana Méndez, destacó que esta formación apuesta por la recuperación del programa SEREOS y una mejora en el actual programa SÍSIFO para acometer los problemas en los que la pobreza y la exclusión social se ven agravados por la drogadicción.

«Nunha cidade na que unha de cada cinco persoas teñen graves problemas de subsistencia, as políticas sociais deben ser prioritarias», manifestó el número tres de la candidatura y secretario general de Podemos en Vigo, Xaquín Pastoriza. Por eso el Programa Vivo de la Marea de Vigo propone la urgente elaboración de un plan de lucha contra la pobreza.

Entre las medidas del programa destaca la elaboración de un censo municipal que permita conocer el número de personas afectadas por este problema. A partir de ahí, propone una ampliación en la capacidad de los albergues municipales, mejorar sus infraestructuras y elevar el número de días que puedan pernoctar las personas usuarias.

Entre las políticas sociales en las que Marea de Vigo considera que es necesaria una actuación urgente se encuentra la vivienda, por las dificultades que están encontrando muchas personas debido a un incremento en el precio de los alquileres que no se corresponde con la situación de desigualdad social. Por eso proponen la creación de un parque municipal de vivienda pública en alquiler y un programa específico de vivienda de urgencia para personas que no tienen un lugar digno en el que vivir.

En este sentido, el programa recuerda la gran cantidad de viviendas que son propiedad de unos bancos que fueron rescatados con dinero público. La propuesta de Marea de Vigo es regular la expropiación del uso de estas viviendas cuando estén bacías para ponerlas al servicio de las necesidades de la ciudadanía.