Compartir

El Centro de Acogida y Protección de Animales (CAAN) de la Diputación de Pontevedra tiene tramitada una denuncia por abandono contra el propietario de ‘Salo’, un Yorkshire que fue encontrado en el mes de septiembre en pésimas condiciones de salud y que suma un nuevo caso en el grave problema de abandono animal en la provincia pontevedresa. ‘Salo’ entró en el centro el 18 de septiembre tras ser recogido en las Muras, en Pazos de Bordén, por una mujer que lo encontró en la calle y lo llevó para su casa y lo atendió hasta la llegada del personal del CAAN. Los veterinarios se encontraron a este Yorkshire muy afectado por la sarna y con el pelo del lomo seco totalmente pegado por la falta de cuidados, lo que le había provocado una pioderma (infección bacteriana), hiperpigmentación y hiperqueratose en la piel. Afortunadamente, hoy está recuperado de la sarna y aún le queda sanear la falta de pigmentación en el pelo en su parte dorsal, pero ya está en condiciones para ser adoptado.

El perro tiene un año de edad y estaba correctamente identificado con microchip, por lo que se procedió a contactar con su dueño en O Porriño. Al no contestar, si le remitió la correspondiente carta y se publicó en el tablero de anuncios de su ayuntamiento de residencia y posteriormente en el Boletín Oficial del Estado. Transcurrido el plazo legal y ante la falta de respuesta, se procedió a formular la correspondiente denuncia por abandono ante la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta, una infracción que se considera grave en la Ley de Bienestar Animal y que puede acarrearle una multa entre los 500 y los 5.000 euros. Esta es una de las 27 denuncias presentadas a lo largo de este año por parte de CAAN por abandono y/o maltrato, de un total de 232 expedientes de localización de propietarios.

Por otra parte, los cuatro cachorros que fueron arrojados a un colector en Vilanova de Arousa con apenas horas de vida el pasado 30 de noviembre siguen evolucionando favorablemente en el CAAN. Así, ‘Ares’, ‘Ceo’, ‘Terra’ y ‘Sabela’ están respondiendo a los cuidados que el personal del centro les está ofreciendo día y noche. Hay que recordar que llegaron en situación crítica a las instalaciones de Armenteira, con hipotermia y muy débiles, y están siendo alimentados con biberón, ya que en estos momentos no hay posibles madres de acogida. Los veterinarios del CAAN hacen turnos para llevarlos por las noches a sus domicilios y alimentarlos, ahora cada seis horas. Tratándose de cachorros no están fuera de peligro, pero su evolución es muy positiva.

«Estos recientes casos muestran la gravedad del problema del abandono animal», como destaca la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, quien no obstante quiso también destacar que en otra cara de la moneda está el récord de adopciones que se consiguió este año en el CAAN. Hasta el pasado día 8 de diciembre, fueron 461 los perros y perras adoptados, un ciento más que el año pasado. Entre ellos hay que destacar reciente el caso de ‘Mame’, que había entrado en el CAAN en julio de este año con sus cuatro hermanos, abandonados en Moaña, y fue el último de ellos en ser adoptado el pasado lunes 9 de diciembre. Ahora vivirá en A Estrada.

A pesar de estas buenas noticias, otros 400 perros esperan en el centro a ser adoptados. Entre ellos, el abuelo es ‘Apro’, para quien Carmela Silva hizo esta semana un nuevo llamamiento para conseguirle un nuevo hogar. Este perro lleva cinco años en el CAAN, donde llegó procedente de Arbo siendo solo un cachorro. «Estamos felices de haber conseguido encontrarle un hogar a ‘Bertín’, el perro que más tiempo llevaba en el centro, y ahora toca ayudar a ‘Apro’», indicó la presidenta.

En este mes de diciembre, la Diputación de Pontevedra está desarrollando una nueva campaña de sensibilización para fomentar las adopciones y la tenencia responsable de animales. ‘Esteriliza, adopta’ busca aprovechar la cercanía de las fiestas navideñas para hacer hincapié en la importancia de la adopción frente a la compra y también en la importancia de esterilizar para evitar la cría irresponsable de animales que luego genera tantos problemas y tantos abandonos o maltrato.