Sogama adquiere cuatro parcelas en el polígono industrial de Arbo para instalar una de las nuevas plantas

Compartir

Sogama acaba de adquirir un total de cuatro parcelas en el polígono industrial de Arbo para instalar en este ayuntamiento una de las nuevas planta de transferencia.

Xestur, organismo dependiente de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, fue lo que adjudicó la superficie, un total de 4.420 m2 por los que Sogama abonará cerca de 190.000 euros, tras aplicársele una bonificación de un 50% sobre el precio de venta.

Con la nueva planta de transferencia de Arbo, además de ofrecer a los ayuntamientos de la zona un servicio de valorización de la materia orgánica a menos de 50 kilómetros, Sogama consigue una instalación con una mayor capacidad, prestaciones y eficiencia que la que opera actualmente en el entorno.

La futura instalación podrá transferir la bolsa amarilla —envases de plástico, latas y briks depositados en el contenedor amarillo— y, asimismo, la materia orgánica recogida de forma selectiva a través del quinto contenedor, de color marrón.

Hace falta recordar que la Xunta se marcó el objetivo de ayudar a los entes locales en esta responsabilidad municipal, por lo que impulsó una red de infraestructuras industriales para facilitar que más de 2,2 millones de gallegos cuenten con un servicio de valorización de la materia orgánica.

Con la adjudicación de este suelo, se avanzan un paso más en la materialización de esta red que estará integrada por 4 plantas de biorresiduos —una en funcionamiento, la de Cerceda, y tres que construirá la Xunta en Cervo, Vilanova de Arousa y Verín— y 13 plantas de transferencia, como la que se instalará en Arbo.