Compartir

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, dio a conocer esta mañana la aprobación de la adjudicación de la contratación de la gestión del programa ‘Depotermal 2018’ que tiene por objetivo promover el envejecimiento activo y mejorar la calidad de vida de las personas mayores de la provincia de Pontevedra.

La empresa que llevará a cabo a ejecución y desarrollo del programa será Viajes Halcón S.A. tras haber conseguido la máxima puntuación de las tres empresas presentadas al concurso público.

Carmela Silva destacó que ‘Depotermal 2018’ está favoreciendo el establecimiento de nuevas relaciones sociales, a favorecer la participación en actividades que mejoran el estado anímico de las personas mayores, a potenciar espacios de encuentro e intercambio de experiencias y a evitar el aislamiento y situaciones de soledad.

Además, la presidenta provincial también subrayó que «el programa está ofertando plazas gratuitas, para personas en situación y o riesgo de exclusión social con el objetivo de garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a la calidad de vida y a la participación social de toda la población de la provincia de Pontevedra».

La Diputación de Pontevedra destina la ‘Depotermal 2018’ un total de 102.000 euros ya que «el programa cumple con el doble objetivo de promover el envejecimiento activo al tiempo que dinamiza la economía de la provincia, impulsando el mantenimiento de puestos de trabajo en el sector turístico durante los períodos de menor actividad y, por lo tanto, desestacionalizando la demanda».

En total, este año el programa oferta 4.434 plazas de las que 434 serán gratuitas y estarán financiadas por la Diputación de Pontevedra para personas en situación y o riesgo de exclusión social.

El programa termal de asistencia diaria sin pernocta cuenta con 1.248 plazas de las que 248 serán gratuitas y el programa termal con pernocta oferta 3.186 plazas de las cuales 186 se reservarán también para personas en situación y o riesgo de exclusión social.

El programa ‘Depotermal 2018’ está dirigido a personas empadronadas en la provincia nacidas antes de 1 de enero de 1968, o aquellas que naciendo con posterioridad son pensionistas, tienen un grado de discapacidad igual o superior al 65% o precisan de un respiro familiar.