Compartir

En el Jardín de la memoria histórica, en el cementerio de Pereiró, Abel Caballero presidió este lunes el acto con el que cada año el ayuntamiento de Vigo honra la memoria de los fusilados en 1936, singularmente en la madrugada de 27 de agosto, «demócratas asesinados por el hecho de serlo», anotó el alcalde.

Con la participación del gobierno de Vigo y de concejales de En Marea, y la ausencia de representación del Partido Popular, el Ayuntamiento recordó oficialmente a los por entonces alcaldes de Vigo y Lavadores, Emilio Martínez Garrido y José Antela Conde, respectivamente, además de los diputados Antonio Bilbatúa, Heraclio Botana e Ignacio Seoane, todos ellos fusilados por los fascistas en 1936.

El alcalde intervino reconociendo la memoria de todos ellos y de otros demócratas asesinados por entonces, como Apolinar Torres, Gil Santóstegui, González Brunet y Enrique Blein Budiño. El homenaje contó con la presencia de familiares de Martínez Garrido, Antela Conde y de Antonio Bilbatúa, y concluyó con una ofrenda floral y un minuto de silencio.