Compartir

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, recordó esta mañana que el artículo 140 de la Constitución garantiza la autonomía de los municipios por lo que «nunca los intereses partidarios podrán anteponerse al interés de los ciudadanos». En el acto conmemorativo de la Carta Magna, celebrado esta mañana en el Marco, Caballero insistió en que «es deslealtad inmiscuírse y arrogarse competencias de una administración municipal, intentando hacer oposición al local desde un parlamento autonómico».

Se refirió a la situación de Vigo, «donde estamos asistiendo a la deslealtad de un Gobierno autonómico negando sus deberes de atención, a sus inversiones y su gasto en la ciudad». En su opinión, el mandato de lealtad de la Constitución es el deber de atender a las ciudades pero también no convertir el Parlamento autonómico en cámara de oposición.

Acompañado por la autora del bando, la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, reivindicó la celebración de los 40 años de Constitución porque marca el período irreversible de la democracia. «Seguro que con errores, con deficiencias, en este caminar juntos, pero con la capacidad de corregir rumbo, girar y avanzar, como España, como comunidades autónomas y como municipios».

La sociedad evolucionó en estas cuatro décadas, dijo, y las ciudades son hoy el lugar donde todo acontece, los avances y el progreso. Ni las ciudades ni los ciudadanos de 1978 tienen mucho que ver con los de 2018 por lo que cuando se reforme la Constitución, algo que tarde o temprano acontecerá, el texto tendrá que reconocer esta realidad con competencias. Las nuevas demandas, la modernidad tiene que tener su espacio en la Constitución Española a través de las ciudades, donde se celebran los grandes pactos, «como en Vigo, con un gran pacto entre el gobierno que presido y los vigueses y las viguesas».

En sus palabras, la Constitución es un acuerdo de toda España que implica 40 años de pervivencia de un pacto histórico, 40 años de la «etapa democrática más brillante de la historia de España». Mejoras sociales, económicas, laborales, sanitarias, educativas…..La Constitución requiere de lealtad entre instituciones, insistió, «es preciso conocer y respetar los derechos, los deberes y las competencias de cada cual».

Tuvo también palabras para la situación en Cataluña «y los que incluso van más allá de la deslealtad y vulneran flagrantemente la Constitución, los de la declaración unilateral de independencia, tienen que saber que siempre chocarán con la democracia, con la Constitución, con el derecho y con las normas».

PDF: Discurso del Día de la Constitución, pincha aquí

Publicidad