Compartir

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, presentó ayer el Enduro Vigo Bike Contest, XIX Trofeo Ciudad de Vigo de mountain bike, una prueba de ciclismo de montaña con cinco tramos cronometrados que se disputará este domingo (11:00 horas) en los montes de Vigo y de Redondela.

El regidor, acompañado por el concejal de Deportes, Manel Fernández; el presidente de la Federación Galega de Ciclismo, José Manuel Muñiz; los actuales líderes de la Copa Galicia de Enduro masculina y femenina, Toni Pérez y Desirée Duarte (del Condado Bike A.D.), y el organizador, Guillermo Janeiro, explicó que esta es «una prueba extraordinariamente dura», y guiñó un ojo también al origen de Duarte, que es natural de Ponteareas. «Es una marca importante en ciclismo, no es un tema cualquiera, y liderar la Copa Galicia tampoco es tema menor».

Clasificatorio el Ciudad de Vigo para las Enduro World Series 2019, la única prueba en España que puntúa para entrar en el circuito mundial, Janeiro citó este asunto como «muy importante» pues supone la presencia de ‘bikers’ de Portugal, de Galicia «y de otras partes de España» en este Trofeo Ciudad de Vigo.

Con 180 inscritos «uno de ellos es el propio presidente Muñiz», la competición, que será además Campeonato de Galicia de Enduro y decide la Copa Galicia (circuito de cuatro pruebas que cierra la Vigo Bike), cuenta con el apoyo del ayuntamiento de Vigo, Montes de Vigo y la comunidad de montes de Candeán además de la Federación Galega de Ciclismo y, entre los patrocinadores, de Coca Cola, Gadis, Specialized, Five Tiene o Eléctrica Motorcycles.

Este año la organización eligió el parque forestal del monte Vixiador como salida y meta. «Siempre fuimos fieles a Coruxo, pero tuvimos que movernos de ubicación por los incendios», explicó el organizador.

Así, los tramos serán por el Vixiador y Candeán, pero también por Cedeira, Colmillo y Trasmañó, parroquias de Redondela. Parte de lo recaudado servirá para «plantar un ciento de robles en los montes de Coruxo», anunció Janeiro. Caballero, por su parte, animó a que «el público acuda a un lugar extraordinario».

Esta es la tercera fecha de la prueba, pospuesta dos veces en marzo (alerta naranja y pésimo estado de los senderos por las lluvias). «Antes, aunque hubiera temporal, se hacía igual… Esto se modernizó mucho», bromeó el jefe del gobierno local.