Compartir

La conselleira de Infraestructuras e Vivenda, Ethel Vázquez, avanzó hoy que mañana se someterá a información pública la eliminación de un tramo de concentración de accidentes en la carretera PO-551 a su paso por el ayuntamiento de Bueu, con una inversión de más de 1,3 millones de euros. Una actuación de mejora de la seguridad viaria que, tal y como subrayó, busca promover un entorno urbano cada vez más seguro al tiempo que se incide en la mejora de la movilidad de los vecinos.

Vázquez Mourelle, acompañada por el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, se reunió hoy con el alcalde del ayuntamiento de Bueu, Félix Juncal y representantes de la corporación municipal, para explicar las actuaciones previstas para reducir la siniestralidad en la carretera que comunica Marín con Rande, la PO-551, a su paso por el término municipal.

Indicó que el proyecto, que se pública mañana en el Diario Oficial de Galicia, fija el plazo para que los interesados hagan sus propuestas y sugerencias al mismo hasta el próximo 3 de julio, previendo este mismo año las expropiación necesarias para la ejecución de las obras que se licitarán en el primer semestre de 2019.

Se trata, señaló, de actuaciones encaminadas a eliminar el tramo de concentración de accidentes existente, pero que también se van a extender a lo largo de unos 3 km más, con el objetivo de reforzar la seguridad en una de las carretera más importantes de O Morrazo. Esta vía, incidió, atraviesa numerosos núcleos de población; concentra en sus márgenes una intensa actividad comercial y de servicios, y registra una alta intensidad de tráfico: cerca de 9.000 vehículos al día de promedio.

Según detalló la conselleira, el proyecto para la eliminación del tramo de concentración de accidentes de Bueu prevé la construcción de 2 glorietas, en el acceso a la playa de Lapamán y en la intersección existente con una carretera provincial, cerca de la bajada a la playa de Agrelo, donde también se mejorará la intersección.

También incluye una serie de actuaciones complementarias, como la limitación de la velocidad a 50 km/hora en el trecho entre las dos glorietas y el refuerzo de la señalización de los pasos de cebra en las parroquias de Cela y de Bueu, instalándose semáforos inteligentes.

En este sentido, la conselleira señaló que con los trabajos de refuerzo del firme y mientras se tramita el proyecto para reducir la siniestralidad en la carretera que comunica Marín con Rande, se va a reforzar ya, de forma inmediata, la señalización de los pasos de cebra.

La titular de Infraestructuras avanzó que también se licitará en pocas semanas a ejecución de la senda que dará acceso a la playa de Lapamán, dando continuidad a la proyectada en Marín: Vilaseca-Lapamán, incluida en el Plan de Sendas de O Morrazo, cofinanciada con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

Más intervenciones en los tramos de concentración de accidentes

Ethel Vázquez se refirió a otros 3 proyectos en la PO-551 para la supresión de los tramos de concentración de accidentes, además de este de Bueu, y que se enmarcan en la estrategia de su departamento para tener eliminados los 52 existentes en las carreteras autonómicas, en esta legislatura.

Concretó que en el mes de junio su departamento iniciará la redacción del proyecto de eliminación de 2 ‘puntos negros’ existentes en Cangas, y señaló que el pasado viernes finalizó el plazo de información pública de los 2 tramos de concentración de accidentes de Domaio, en el ayuntamiento de Moaña.

Vázquez Mourelle adelantó además que se tiene ultimando el diseño de las actuaciones para la supresión de otro tramo en Tirán, con las aportaciones de los vecinos del ayuntamiento de Moraña, cuyo proyecto será sometido la información pública en junio.

Destacó los trabajo de su departamento para que las carreteras de la comarca sean cada vez más seguras, para lo cual está desarrollando actuación como la eliminación de los 6 tramos de concentración de accidentes de la PO-551, a las que se destinan 3,7 millones de euros.

La estas intervenciones, dijo, hay que sumar las obras de refuerzo del firme en las carreteras de la comarca por 1 millón de euros, iniciándose hoy mismo las de las carreteras PO-551, PO-315 y en la variante de Marín

También, recordó, las inversión de la consellería en el Plan de Sendas de Galicia en la comarca de O Morrazo, con una inversión de 3,13 millones de euros.

En definitiva, concluyó, con estas intervenciones, la consellería destina 7,8 millones de euros más a la seguridad viaria en O Morrazo, tras la puesta en servicio de los dos primeros tramos de la Autovía, el pasado 11 de mayo.