Compartir

El director xeral de Desarrollo Rural, Miguel Pérez Dubois, se reunió esta mañana con los propietarios de la reestructuración parcelaria de la zona de Troáns I, en el ayuntamiento pontevedrés de Cuntis, para informarles de la situación actual de este proceso y mostrarles las nuevas parcelas, que tienen el carácter de provisionales, a la espera de posibles alegatos que se podan presentar por parte de los propietarios en el plazo de un mes. Allí destacó que ya se llevan invertido más de 1,8 millones de euros en la reorganización de las 354 hectáreas a concentrar en esta zona.

El director xeral le explicó a los vecinos que también acudieron a esta reunión que la parcelaria se encuentra actualmente en la fase de bases definitivas a la espera de unos últimos cambios de titularidad para obtener la firmeza de las mismas.

Aclaró que ya está contratado el trabajo de replanteo de los nuevos predios, es decir, la colocación de los marcos, y el proyecto de los caminos secundarios, que se ajustarán en base a la elaboración de las nuevas parcelas.

Pérez Dubois reiteró el compromiso del Gobierno gallego en tener finalizadas administrativamente antes del 2020 los 128 procesos que están vivos ahora, entre ellos este de Troáns I. En este sentido, destacó los 20 millones de euros que el departamento que dirige Ángeles Vázquez destina para este año 2018, con el fin de seguir trabajando a favor del rural gallego mediante la reorganización del territorio.

Una reestructuración, aseguró el director xeral, necesaria para mejorar la base territorial de las explotaciones agroganaderas, las vías de comunicación y luchar contra el abandono de los terrenos y los incendios forestales.

Parcelaria de Troáns I

Esta zona de reorganización del territorio comprende un total de 354 hectáreas propiedad de 729 vecinos. Actualmente hay 5.280 parcelas, de las cuales el 55,5% de este territorio son de superficie forestal y el resto agrícola. Con el redimensionamiento de la zona, se espera obtener unos 1.584 nuevos predios, que aumentarán significativamente de dimensión y permitirán a las explotaciones abaratar costes y hacerse más rentables.