Compartir

La conselleira de Infraestructuras e Vivenda, Ethel Vázquez, junto con el director xeral de Movilidad, Ignacio Maestro, y el delegado territorial de la Xunta en Vigo, Ignacio López-Chaves, participó hoy en la Comisión de Seguimiento del Plan de Transporte Metropolitano del área de Vigo, que acordó por unanimidad solicitar al ayuntamiento de Vigo su incorporación para ofrecerles a los vecinos de la ciudad y del área servicios mejores e igualitarios.

Vázquez Mourelle destacó que la negativa del ayuntamiento de la ciudad olívica a incorporarse a este plan social impide que los vecinos de esta ciudad y de todo su área tengan las mismas ventajas que los del resto de municipios que están integrados.

En esta reunión la Xunta dio respuesta a la solicitud de buena parte de los 12 ayuntamientos del área para abordar, de modo prioritario y urgente, la situación generada con las bonificaciones en el autobús urbano de la ciudad con la llamada tarjeta Passvigo.

La conselleira señaló que la justicia ya se ha pronunciado, anulando cautelarmente el requisito de empadronamiento que exigía el Ayuntamiento para acceder a esta tarjeta, pues la legislación básica estatal dice que el transporte público tiene un precio y que es lo mismo para todos los ciudadanos, independientemente del lugar en el que residan.

Concretó que ninguna ciudad de Galicia tiene precios diferentes en el autobús urbano en función del empadronamiento de los ciudadanos. Así, no es necesario estar censado ni en A Coruña, ni en Lugo, ni en Santiago, ni en Ourense para acceder a las tarjetas del bus urbano de estas ciudades.

Matizó que otra cosa diferente, sí permitida por la ley, es que los ayuntamientos establezcan bonificaciones concretas para colectivos sociales vulnerables, como los jóvenes, los mayores o parados, pero no tiene nada que ver con la discriminación que pretendía el ayuntamiento de Vigo con los vecinos de los municipios del área.

Este asunto suscitaba gran preocupación en los vecinos de los otros ayuntamientos, por la diferenciación y los perjuicios que les ocasionaba, al no poder acceder a los descuentos en el bus urbano que empleaban cada día, pero el pronunciamento de la justicia anulando el requisito de empadronamiento requerido por el ayuntamiento evita que Vigo siga aplicando esta discriminación en el autobús urbano.

Ethel Vázquez también aprovechó esta reunión para trasladarles a los ayuntamientos que el Gobierno gallego está desarrollando la 2ª fase del Plan de transporte público de Galicia, de cara al fin de las concesiones, en el año 2019. Precisó que es un buen momento para analizar conjuntamente las necesidades actuales y futuras en cuanto al transporte en autobús en el área de Vigo.

La Xunta viene de abrir el 1º de los dos procesos de participación pública en los que cualquier administración, colectivo o participar puede hacer aportaciones hasta el 31 de mayo.